Emma Watson no quiere ser un símbolo sexual

179 0

La actriz se sincera en una entrevista donde explica, entre otras cosas, cómo la agobia que quieran convertirla en un símbolo sexual

Hace un año, cuando la pequeña aprendiz de hechicera se convirtió en una bella mujer de 18, Londres se puso de cabeza. Emma Watson quería hacer una fiesta de cumpleaños con sus amigos cuando de pronto vio que las aceras estaban repletas “de fotógrafos intentando captar alguna imagen de mí borracha, lo que no iba a ocurrir. El momento más enfermizo fue cuando un fotógrafo se tiró al suelo para fotografiar mi falda”, dijo la actriz en una reciente entrevista para el Mail On Sunday.

Un año después, analiza su entrada a la adultez en una sincera entrevista donde reconoce que tiene suficiente dinero como para no tener que trabajar en su vida y que todo el revuelo que genera su imagen la incomoda profundamente.

“Fue muy duro cumplir 18. Me desperté al día siguiente y me sentí completamente violada. No es algo que quiera en mi vida. Sólo pienso que si hubiese ocurrido un día antes (con 17 años, en la minoría de edad) los podría haber demandado”.

“Creo que todo este escándalo que se armó porque cumplía 18 años y todo el mundo estaba expectante para que yo fuera este objeto… Encuentro que todo este concepto de ser ‘sexy’ es embarazoso y confuso”, reflexiona la joven.

Cuando a los nueve años comenzó a interpretar a la amiga de Harry Potter, Hermione, la niña se convirtió en toda una estrella. Hoy, debe enfrentar la ansiedad que genera su belleza y las aventura de convertirla en un símbolo sexy, como muchos esperan. Es casi el canon de las estrellas infantiles.

Eso no es sexy

“Si hago una sesión fotográfica, la gente intenta desesperadamente cambiarme: me tiñen el cabello para que sea más rubio, rizan mis pestañas, me maquillan. Luego está la elección del vestuario. Sé que todos quieren una fotografía de mí con minifalda. Pero esa no soy yo. Me siento incómoda. Nunca salgo con minifaldas. No tiene nada que ver con proteger la imagen de Hermione”.

Personalmente ni siquiera creo que eso sea sexy. ¿Qué hay de sexy en decir ‘aquí están mis pechos fuera y la falda corta… echa una mirada a todo lo que tengo’?. Mi idea de sensualidad es que menos es más. Lo menos que enseñas, lo más que la gente puede imaginar”, concluyó.

Fuente: ADN