En 18 días iniciará el Festival Iberoamericano de Teatro en Bogotá

130 0

Son 15 obras experimentales, de vanguardia y/o multimedia, que rompen esquemas y proponen nuevos lenguajes junto a nuevos caminos en las artes escénicas del mundo. Montajes atrevidos, actores en tercera dimensión, musicales de vanguardia, mezcla de géneros y estilos, altas tecnologías, instalaciones, performances, propuestas experimentales, escenarios que se salen de lo convencional, danzas que se funden entre video-proyecciones. Son 15 obras que rompen esquemas y proponen nuevos lenguajes y nuevos caminos en las artes escénicas del mundo. Brasil, Canadá, Chile, Eslovenia, Alemania, Bélgica, Croacia, Reino Unido, Japón y Colombia a la vanguardia del XI FITB.

En el Festival de Teatro de Bogotá se está construyendo nuevas formas de expresión, con varias compañías y participantes del XI Festival Iberoamericani de Teatro en Bogotá, han decidido experimentar en sus textos, montajes, actuaciones y recursos para llegar al espectador con nuevas formas teatrales. Así, nos encontramos con propuestas como “La gaviota” de Brasil, donde los directores Enrique Diaz y Emilio de Mello, retoman el clásico de Chéjov desde el momento en que su autor debería estar escribiéndolo. En un escenario blanco, con objetos a los que se les cambia su significado, los actores discuten sobre el texto, cambian de roles, aparece Chéjov hablando con uno de sus personajes, algunos apartes sencillos de la historia se convierten en partes trascendentales y el espectador es partícipe de una obra en proceso. Una innovadora e irreverente versión, con excelentes actores y muchos aplausos.

Cómica y conmovedora es la “Historia de un conejo”, la propuesta del Reino Unido, creada a partir de escenas teatrales, intervenciones directas al público, proyecciones, fotografías, presentaciones en Power Point, canciones y música en vivo. Un solo actor acompañado de un pianista, nos narra dos historias que le han sucedido al mismo personaje. Una sobre la muerte del conejo de su vecina, y la otra sobre la muerte de su padre. Dos historias sobre el misterio de la muerte y una experimentación con mucho humor negro.

Colombia ingresa a este grupo con varias novedosas propuestas: El Teatro La Mama, por ejemplo nos presenta “Ahí les dejo su hp… vida”. Un monólogo experimental simultáneo entre tres actrices, que representan a Eloisa, una joven guerrillera. Ella está atrapada en sus recuerdos, y su pasado y presente se confunden con los sueños y los sentimientos de lo amado y lo odiado. El colectivo Punto Org, conformado por artistas plásticos, videógrafos, actores y bailarines nos presenta el estreno mundial de “Vidas Ejemplares. Una pieza de video-performance donde los actores interpretan a una serie de personajes que han sacrificado su cuerpo en aras de la religión. Se trata de un bello y riquísimo laboratorio de figuras y cuerpos para una interpretación contemporánea del cristianismo y sus manifestaciones plásticas en la Latinoamérica barroca.

El vanguardista director Fabio Rubiano, nos trae el estreno mundial de una obra propia con el sugestivo título “Pinochio y Frankestein le tienen miedo a Harrison Ford”. De manera divertida y con un lenguaje propio centrado en un mundo ficticio, nos cuenta la historia de la Compañía Teatral Liliput donde los niños quieren huir y para ello construyen originales máquinas para volar, rodar o de desplazamiento paralelo, máquinas que pueden ser dos alas, una bicicleta impulsada por luz eléctrica, una máquina de inmersión con respiración manual, entre otras. Una obra para adultos con historia de niños.

Tal vez la obra más vanguardista de todo el XI Festival Iberoamericano de Teatro en Bogotá será la osada propuesta que la compañía alemana Düsseldorfer Schauspielhaus nos trae de “Macbeth”. Interpretado exclusivamente por hombres y acudiendo a desnudos explícitos y elementos escatológicos, este montaje fascina por su brutalidad y crudeza, y tanto su escenario como los personajes se van destrozando lentamente para representar la burla sobre el desorden humano.

La compañía inglesa Kneehigh Theatre en asocio con la tradicional Royal Shakespeare Company mostrará un “Cimbelino” moderno, diferente, con una puesta en escena transgresora, en la cual el escenario está dividido por jaulas y en cada una de ellas se desarrolla una parte de la obra. Allí el dj es fundamental y la música que toca marca pautas, pero donde las actuaciones y las metáforas no dan tiempo para respirar.

También del Reino Unido llega otra obra de marcada tendencia vanguardista. “Bloody Mess”, del grupo Forced Entertainment, es en apariencia una obra caótica, donde los personajes tienen roles propios y no se unen a los otros, se mezclan culturas, pensamientos, música y al final logra una perfecta integración que desenmaraña al mundo moderno, con toda su belleza, horror y complejidad.

Bélgica, con Needcompany y “El cuarto de Isabela”, exhibirá un montaje que mezcla danza, coreografías, teatro y ópera en vivo. Con reminiscencias y reflexiones, narra la historia de una anciana ciega de 94 años, que recrea sus recuerdos gracias a un aparato que proyecta las imágenes desde su cerebro; sus memorias, que atraviesan todo el siglo XX, son revividas por actores que interpretan a la familia, a sus amantes y amigos.

Desde Eslovenia llega “La caída de los dioses” del Teatro Mladinsko, trabajo en el que ningún tema es tabú y los conflictos se reflejan en la fina expresión corporal y facial de los actores. Esta puesta en escena trata sobre el ascenso del nazismo y la caída de una familia capitalista, en una época donde no existe la moral y la élite social lleva una vida licenciosa y frívola. Todo esto es recreado con refinamiento y crudeza, y un delicado lenguaje teatral que se apoya en imágenes, música, luces, objetos raros y bello vestuario.

Otros países como Canadá y Chile, presentarán sus propuestas multimedia van a boca abierta. El grupo lemieux.pilon 4D ART de Canadá y sus obras “La tempestad” y “Norman” deslumbrarán al público con una maravillosa mezcla de actuaciones en vivo, hologramas y la más alta tecnología, donde los sueños, las escenografías y muchos otros efectos se verán en tercera dimensión.

Igualmente el Teatro Cinema (ex – La Tropa), de Chile, nos trae una obra que mezcla cine y teatro. Se trata de una historia policíaca filmada en 35 mm, cuyas actuaciones se realizan en vivo. Así, en “Sin sangre” los personajes salen y entran de la pantalla con una sincronía impresionante, matizada por excelentes actuaciones y una gran historia.

Como una simbiosis de artes plásticas y artes escénicas, los montajes de Japón y Croacia nos presentan performances novedosos que acuden a recursos de ambas artes. “Un viaje” de la compañía nipona dumb type transporta a los espectadores a un viaje surreal, estético y auditivo, entre la imaginación y el deseo. Ilusión y naturaleza se fusionan con movimiento y acción. Es una pieza de video-danza-performance donde un colectivo de pintores, fotógrafos, bailarines, actores y músicos se unen en este montaje que examina las incertidumbres y transformaciones del mundo contemporáneo.

 

Y finalmente de Croacia, el artista Leo Katunaric, más conocido como Kadele, nos trae la instalación “Outcast. Art is war”. En un espacio de exposiciones, cada tarde, a una hora específica, Kadele celebrará un rito para unir los espíritus del arte y de la ciudad, del caos y la estética, de la guerra y la creación, acompañado de bailarines de hip-hop y un cantante étnico.

 

Fuente: Prensa Festival de Teatro de Bogotá