En Amor y custodia, ‘buenas y malas noticias llegarán a la casa de Yamile’

Amor en custodia

“Paz decide viajar a Estados Unidos para encontrarse con su hija y de paso tratar de olvida a Aguirre”

Paz (Alejandra Borrero) decide viajar a Estados Unidos para intentar olvidar a Aguirre (Ernesto Calzadilla); la diseñadora aprovecha la ocasión para visitar a su hija y terminar con la soledad en que vive ella, pues Robert (Sebastián Sánchez), el esposo de la joven, se la pasa en torneos de Tenis. Por su parte, Santiago (Humberto Dorado) recibe la prueba de ADN que indica que Tatiana (Estefanía Godoy) es su nieta ¿qué hará el ejecutivo al enterarse de esto? Entre tanto, Anderson (Nicolás Pachón) huye de Cristóbal (Cristián Villamil), su padre, pero se pierde y no logra regresar a su casa. Pasan cuatro meses y el niño sigue extraviado ante la tristeza incontrolable de Laura (Ana María Medina), la madre del pequeño. Luego de este tiempo, Paz, quien terminó de escribir una novela inspirada en su relación con Juan Manuel, piensa que ya es hora de regresar a su hogar ¿habrán cambiado sus sentimientos hacia su escolta? Por su parte, Nicolás, tras su decepción amorosa, se encuentra en New York en donde ha comenzado una nueva vida lejos de todo lazo que lo una con su pasado.
 
Amor sincero.

“Buenas y mala noticias llegarán a la casa de Yamile”

Yamile (Marcela Benjumea) recibe una importante llamada que le seguirá abriendo las puertas a su pequeña hija Mauren (Rafaella Chávez) como artista. Mientras tanto, Freddy (Javier Botero) regresa sorpresivamente a su casa después de haber subido al camión que lo llevaría a prestar el servicio Militar. ¿Cómo reaccionará su mamá? De otro lado, Samuel (Carlos Manuel Vesga), le da a su familia, una noticia que cambiará la vida de algunos en la casa: el policía será trasladado a la ciudad de Santa Marta, situación que afectará la nueva relación entre Freddy y su enamorada Sandra (Matilde Lemaitre) y que inevitablemente perturbara la nueva vida de artista que empezaba a tener la pequeña Mauren.
 
Las detectivas y el Víctor

“Nuevamente la vida de García corre peligro y Camila ve a su esposo Juan Pablo”

Jenny Rico (Nataly Umaña) se reúne con Miranda (Toto Vega) y no sólo le reprocha por haberse dejado sorprender por el jefe Eduardo Rico (Rafael Bohórquez) en los calabozos cuando intentaba matar a Víctor García (Gregorio Pernía), sino que además le dice que debe suspenderlo. Horas más tarde, Jenny se entera de que la cita de García con el juez de garantías se postergó, con lo cual la astuta mujer habla con su tío Eduardo y lo convence para que trasladen al preso a la cárcel. De otro lado, Juan Pablo (Juan Pablo Llano) aprovecha un descuido del celador del edificio en el que vive su esposa Camila (Jo Blanco) y entra a su apartamento dispuesto a revelarle que está vivo. La psicóloga se encuentra dormida y al despertar y ver a su esposo, sufre un impacto tan fuerte que se desmaya.  
 
Rosario Tijeras

“Jhonefe y Ferney se enfrentan a los hombres del Papa”

Cuando Jhonefe (Juan David Retrepo) y Ferney (Julián Mora) se dan cuenta de que los hombres del Papa (Mauricio Vélez) les están tendiendo una trampa, deciden enfrentarse a ellos y luego de un intercambio de disparos, escapan. De inmediato los jóvenes buscan la manera de vender la moto, pues saben que por ésta los pueden volver a encontrar. Entre tanto, Luis Enrique (Luis Fernando Hoyos), firma su sociedad con don Gonzalo a pesar de los temores de su secretaria y amante. Además, Rosario (María Fernanda Yepes) le pide de rodillas a la Virgen que la perdone pero que va a hacer hasta lo imposible por vengarse del Cachi (Alejandro Aguilar) y sus secuaces. Y Cristancho (Héctor García) le recupera la moto a Rubí (Adriana Arango).
 
Fuente: Prensa RCN

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados