“Enterrado” – Despertar dentro de un ataúd

La película Enterrado revive una de las escenas más aterradoras dentro y fuera de las salas de cine.

Ya se encuentra en todas las salas de cine del país la película ‘Enterrado’, dirigida por el español Rodrigo Cortés y protagonizada únicamente por el actor estadounidense Ryan Reynolds. La película cuenta la historia de un padre de familia y contratista civil en Irak que pierde la conciencia y despierta enterrado en un viejo ataúd de madera, teniendo en su poder únicamente un celular y un encendedor que serán las herramientas para luchar contra la muerte por los próximos 90 minutos.

El thriller independiente busca generar la sensación de encierro y claustrofobia, y por esto Cortés decidió mostrar en su producción sólo un hombre en un ataúd. Aunque aparecen las voces de otros personajes, durante 90 minutos los espectadores verán a Reynolds sepultado en vida haciendo hasta lo imposible para ser rescatado.

A propósito del estreno de la película, Vive.in se puso a la tarea de buscar otros ejemplos de enterrados vivos en el cine y la televisión. Además investigamos sobre casos de la vida real y las razones por las cuales un ser humano puede terminar durmiendo con los muertos.

La catalepsia

La medicina ha evolucionado mucho tecnológicamente y esto hace que actualmente el porcentaje de personas que son enterradas vivas sea casi nulo. Sin embargo, hubo una época en que los seres humanos vivían aterrados con que existiera esa posibilidad. Una de las grandes causas por las cuales esto puede pasar es la catalepsia, un estado biológico en el cuál la persona sufre un bloqueo muscular y no puede moverse, la respiración y el latido del corazón se disminuye de tal manera que es casi imperceptible y la piel se pone pálida; bajo este estado el ser humano usualmente está consciente y puede ver y oír todo lo que sucede a su alrededor. Esta muerte aparente puede durar horas como puede durar días y la única forma de determinar si un ser humano está cataléptico o muerto es con exámenes médicos como el electrocardiograma o el electroencefalograma. Una persona tiene riesgo de sufrir un ataque de catalepsia si sufre de parkinson, epilepsia, histeria, esquizofrenia, entre otros.

Este mal ha sido fuente de inspiración para escritores, cineastas y realizadores de televisión como Edgar Allan Poe y Alfred Hitchcock, quienes utilizaron la catalepsia para aterrorizar a la humanidad con historias macabras de personas despertando en ataúdes.

Los enterrados vivos de la ficción

‘Enterrado’ no es la primera película que cuenta este tipo de historia. Una de las más recordadas es el volumen 2 de Kill Bill, cuando Uma Thurman es enterrada por su ex colega Budd en la tumba de Paula Schultz.

En la trilogía de Stieg Larsson, Millennium, el padre y el hermano de Lisbeth Salander planean enterrarla con vida en una fosa, pero se ven obligados a dispararle cuando intenta escapar. Aún así la protagonista despierta algunos metros bajo tierra, y con las balas dentro de su cuerpo logra salir a la superficie.

En televisión Quentin Tarantino enterró a Nick Stokes, uno de los investigadores de C.S.I., en el capitulo final de la quinta temporada como director invitado. El secuestrador pedía una recompensa al equipo de Grissom a cambio de la vida de su investigador.

En la vida Real

Los cementerios están plagados de historias que ponen los pelos de punta y no son precisamente los muertos quienes asustan. En medio de nuestra investigación encontramos una historia que no tiene ningún registro en los medios de comunicación, pero que es recordada gracias al voz a voz que se da entre los sepultureros y los celadores de los cementerios. Hace aproximadamente 15 años, un celador despertó en medio de su guardia por los gritos de una mujer. El hombre, muy valiente, decidió investigar de dónde provenían los ruidos y se encontró con una tumba fresca pues el entierro se había realizado en horas de la tarde. De allí salían poderosos gritos de desesperación. Según reza la leyenda, el hombre tumbó los ladrillos de la tumba y se encontró con una mujer que acababa de despertar del sueño de la muerte.

Ella decidió gritar con gran desesperación, una reacción natural de cualquier ser humano que se ve reflejada en las películas. Pero en una situación real nadie podría imaginarse cómo reaccionaría. Si tú estuvieras en la situación de Ryan Reynolds y fueras enterrado vivo con un celular y un encendedor, ¿Qué harías? ¿A quién llamarías?
Fuente. vive.in

Otros links relacionados