Entre actores y cantantes se presentaron ante Obama

No fue la lujosa entrega del Premio Grammy ni mucho menos el Oscar de la Academia. No. Pero la cantidad de artistas que desfilaron ayer por el Monumento al presidente Abraham Lincoln de Washington muy bien pudieron conformar una gran alfombra roja hollywoodense. Desde Bono, Bruce Springsteen, John Mellencamp, Usher, Stevie Wonder y hasta Shakira, todos querían darle la bienvenida al primer presidente afroamericano de Estados Unidos, Barack Obama.

“En este día, nos inspira el hombre que elegimos para ser el 44 presidente de Estados Unidos”, expresó el actor Denzel Washington, para dar inicio al evento We are one (Somos uno).

Bruce Springsteen interpretó The Rising, canción que compuso después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que el mismo Obama utilizó en la campaña presidencial.

Ni los 10° bajo cero amilanaron la voluntad de presenciar casi dos horas del concierto que se celebró en uno de los extremos del National Mall, la explanada que conecta los principales monumentos y símbolos de la democracia estadounidense. El público -unas 400 mil personas- no tuvo que pagar entrada y se acumuló al pie del monumento. Después de Springsteen, se intercalaron apariciones musicales como las de Bon Jovi y Beyoncé con discursos y poemas leídos por actores y deportistas como el destacado golfista Tiger Woods.

Barack Obama, su esposa Michelle y sus hijas Malia y Sasha estuvieron en un palco especialmente erigido a la derecha del Lincoln Memorial con grandes cristales antibalas.

El irlandés Bono y Shakira fueron los únicos no estadounidenses que participaron. La barranquillera cantó junto a Usher y Stevie Wonder. Actuación que Obama disfrutó de pie.

Tom Hanks citó a Lincoln en el cementerio de Gettysburg: “Estamos resueltos a que las muertes de estos hombres no hayan sido en vano, que vuelva a nacer la libertad en esta nación y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo jamás perezca en la Tierra”.

Samuel L. Jackson lamentó que el sueño de Lincoln esté todavía inconcluso, pues a su juicio, muchos ciudadanos siguen sin ser completamente libres.

Al concluir el espectáculo, Obama saludó a los artistas y conversó por breves instantes con Shakira.

Hispanos también honraron
Los sones hispanos venidos particularmente de México, Puerto Rico y España inundaron ruidosamente las instalaciones de mármol y arquerías clásicas del Union Station, para también celebrar por Obama. Unas 3.000 personas, capacidad máxima del recinto, disfrutaron una mezcla de música popular del más alto nivel en la llamada Gala Inaugural Hispana.

Otros links relacionados