Es encontrada el acta de defunción de Simón Bolivar

92 0

El historiador colombiano William Hernández Ospino encontró el acta de defunción de El Libertador Simón Bolívar en los archivos de la Catedral de Santa Marta, al norte de Colombia. El documento era guardado celosamente en una caja herméticamente sellada que estaba en una habitación del Palacio Episcopal.

El 20 de diciembre de 1830, el presbítero José María Arenas levantó el acta de defunción de Bolívar, quien falleció en la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta el 17 de ese mismo mes.

Hernández busca restaurar éste y otros elementos encontrados en sus excursiones a los archivos de la Catedral con la idea de “llevarlos hasta el Archivo General de la Nación en Bogotá (capital) para iniciar el proceso de restauración de ésta y otras piezas de importante valor histórico y cultural”.

Según el historiador el documento está escrito en tinta y pese a que está maltratado por el tiempo, es legible. Hernández calificó el acta de defunción como un tesoro tras hacer mención de que este año se cumple el Bicentenario de la Independencia de Venezuela.

El historiador no sólo encontró el acta, sino también el decreto original que en su momento otorgó el título de “Mariscal de Campo” al español Pablo Morillo, conocido como el Pacificador, y enviado por la Corona para luchar contra el movimiento independentista.

El texto del primer armisticio que celebró España con las fuerzas independentistas, que lleva la firma de Antonio José de Sucre en 1820 igualmente fue hallado por Hernández.
El obispo de Santa Marta, Ugo Puccini, aseguró a medios de comunicación de la región de Santa Marta que desconocía que el acta de defunción de El Libertador estuviera en la Catedral.

Simón Bolívar fue una de las figuras más destacadas de la Emancipación Americana frente al Imperio español.

El Libertador contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Bolívar llegó a Santa Marta el 1 de diciembre de 1830 tras una larga travesía por el río Magdalena desde Bogotá. Su salud se vio afecta a los pocos días de haber llegado a la región. El Libertador gravemente enfermó escribió su última proclama en la que clamó que si su muerte permitiera por lo menos la consolidación de la unión de los pueblos y la desaparición de los partidos bajaría tranquilo al sepulcro.

Los restos de Simón Bolívar permanecieron en Santa Marta hasta 1842, posteriormente fueron llevados al Panteón Nacional en la capital venezolana (Caracas) el 28 de octubre de 1877, durante el gobierno de Antonio Guzmán Blanco.

Fuente: Telesur

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados