Es la tercera semana de éxito con la película 4 meses. 3 semanas y 2 días

125 0

Ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes 2007 y del Premio Fipresci a Mejor Película en el Festival de San Sebastián 2007, "4 meses, 3 semanas y 2 días" es una de las películas más esperadas del año en Colombia. Dirigida por el rumano Cristian Mungiu, esta cinta se ha presentado con gran éxito en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Junto a las películas “Bucarest 12:08”, de Corneliu Porumboiu y a “La muerte del señor Lazarescu”, de Cristi Puiu, conforma lo que hoy se llama el despertar del cine rumano, donde se narra una época del comunismo en Rumania a través de sus leyendas urbanas e historias cotidianas.

Sinopsis

“4 meses, 3 semanas y 2 días” es un intenso drama ocurrido en Bucarest a mediados de los años 80, durante la dictadura de Nicolae Ceaucescu. En un país donde el aborto está prohibido, una joven universitaria, Gabita (Laura Vasiliu), queda embarazada. Insegura de lo que va a hacer, busca a su compañera de cuarto, Otilia (Anamaria Marinca), para que le ayude. En su angustia, ambas deciden acudir a un doctor del mercado negro Bebe (Vlad Ivanov), para que le realice un aborto a Gabita. Sin embargo la solución no será tan sencilla, el encuentro con el Dr. Bebe es el comienzo de una tensionante historia de 24 horas que las llevará a descender a un mundo crudo donde la tragedia se esconde en cada esquina.

El director

El guionista, director y productor Cristian Mungiu nació en 1968 en Lasi, Rumania. Estudió literatura inglesa en la Universidad de Lasi y, posteriormente, dirección cinematográfica en la Facultad de Cine de Bucarest. Fue profesor y periodista de prensa, radio y televisión hasta 1994. Durante su época universitaria, trabajó como ayudante de dirección en rodajes extranjeros en Rumania. Después de licenciarse en 1998, realizó varios cortos. Su primer largo, Occident, se estrenó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes en 2002 antes de ser invitado a más de 50 festivales internacionales. Cofundó Mobra Films en 2003. En su filmografía se encuentra Slum (2000) ganador a mejor guión de la Academia Rumana y finalista en el Concurso Internacional del Mejor Guión de RKO Pictures; Turkey Girl (2005) y 4 meses, 3 semanas y 2 días (2007)

Ficha técnica

Dirección y guión: Cristian Mungiu
Producción: Oleg Mutu y Cristian Mungiu
Fotografía: Oleg Mutu
Montaje: Dana Bunescu
Diseño de producción: Mihaela Poenaru
Vestuario: Dana Istrate

Ficha artística

Anamaria Marinca (Otilia)
Laura Vasiliu (Gabita)
Vlad Ivanov (Sr. Bebe)
Alex Potocean (Adi)
Luminita Gheorghiu (Sra. Radu)
Adi Carauleanu (Sr. Radu)
Madalina Ghitescu (Dora)
Catalina Harabagiu (Mihaela)
Sanziana Tarta (Carmen)
Mihaela Alexandru (Daniela)

Críticas

“Una película cruda y poderosa, muy bien lograda”. Roger Ebert, Chicago Sun-Times

“Primero, disfrute la película. Segundo, maravíllese con ella, y luego cuando la excitación ha disminuido, 4 meses, 3 semanas y 2 días debe ser estudiada, ya que el director Cristian Mungiu crea escenas como nunca antes se han hecho”. San Francisco Chronicle

“Impresionantes actuaciones de los tres personajes principales y una cinematografía naturalmente poderosa”. USA Today

“4 meses, 3 semanas y 2 días es aguerrida, sin sentimientos, y dirigida de forma brillante con una cámara que no sigue la acción, sino que se expresa a sí misma”. The New York Times

“Nada bueno pasa en 4 meses, 3 semanas y 2 días, y hasta ahora ningún amante del buen cine puede evitar ver una de las mejores películas del 2007”. Entertainment Weekly

“La película de Cristian Mungiu es creada con elegancia y brillantez. Desarrollada en Bucarest al final de los 80, necesita una audiencia que la merezca”. The Wall Street Journal.

“La película dura algo menos de dos horas. Pero podría durar diez mil años y no nos cansaríamos porque el tiempo real poco tiene que ver con su duración novelesca, su persistencia poética, su modo de perseguirnos”. Libération

“Intensa, desgarradora y salpicada con un sentido muy eslavo del absurdo. Una gran película que merecía la Palma de Oro”. Le Nouvel Observateur

Fuente: Prensa Babilla Cine