Escándalo por las fotos hot de Miss Francia

125 0

Desde obispos hasta representantes políticos han salido en defensa de Valérie Bègue, elegida Miss Francia 2008 y luego presionada para renunciar por haberse sacado unas sugerentes fotos lamiendo leche condensada de una roca.

La reina de belleza participó en el concurso representando a la isla de la Reunión, que queda en el Oceano Índico, pero igual es parte de la república francesa. Los isleños defendieron como una sola voz a su representante, acusando a la organizadora del concurso, Geneviève de Fontenay, de racismo. “Su actitud es insolente e impertinente”, dijo el diputado socialista de la isla, Jean-Claude Fruteau.

“Ya se puede quedar allá. No pienso pasearme por los pueblos y las ciudades francesas con una chica como ésta”, sostuvo previamente la empingorotada presidenta de la organización Miss Francia. En respuesta, una multitud se reunió en la isla para apoyar a Valérie y exigir disculpas de madame De Fontenay. El obispo de la isla, Gilbert Aubry, reconoció sentirse “sorprendido” por una foto en particular, donde la miss flota crucificada en una piscina, la que según él “insulta la fe de los creyentes”. Sin embargo, de todas maneras le prestó su apoyo, aduciendo que ella era una víctima de la situación.

E l escándalo de Miss Francia está dando la vuelta al mundo pero aún no hay veredicto. Hace tres años que Valerie Begue tuvo la osadía de tomarse unas imágenes de lo más sugerentes donde aparece lamiendo leche condensada sobre una roca. La intención sexual de esas fotos es evidente. Las otras, donde ella luce crucificada y simulando al mismísimo Cristo pero en bikini y flotando en una piscina, encierran un mensaje menos explícito.

Las reproducciones aparecieron este viernes 21 en la revista de farándula Entrevue , del país galo. La furia de los organizadores del certamen que había elegido a la modelo como representante para el concurso mundial 2008 se desató en cosa de horas.

La más eufórica de las críticas vino de parte de la presidenta del concurso Miss Francia, Geneviève de Fontenay, quien calificó de “absolutamente inaceptable”, la situación. Y continuó más enfática: “Debe dimitir inmediatamente, si no la obligaremos a irse. No es cualquier cosa la imagen de Miss Francia, imagen que ella ensucia. Desde siempre he luchado porque esta elección sea digna de Francia”.

Pero Begue, que cumplió 22 años en septiembre, dijo que no piensa y no quiere dimitir. Lo dijo en radio Free Dom de la ciudad Reunión, de donde ella es oriunda. Y agregó: “Me siento traicionada por la publicación de estas fotos personales tomadas hace tres años”.

OTRAS MISSES TAMBIÉN

La miss había sido coronada sólo dos semanas antes en el trono, el 8 de diciembre. Había declarado entonces que para ella Miss Francia significaba la feminidad y la elegancia. Con un metro 74 de estatura, ojos color caramelo y cabello negro, Begue es de las misses que sueña con formar una familia y hacer el bien a la humanidad. Al menos, eso es lo que contestó en los cuestionarios.

El escándalo de estas fotos, que aún no se explica de dónde y para qué fueron tomadas, cobró fuerza inmediata al revivir otras bataholas parecidas ocurridas en el mismo concurso.

En 2004, la entonces electa Miss Francia, Leticia Bléger, fue suspendida por seis meses del trono por haber posado en la revista Playboy. Fue la misma Geneviève de Fontenay la que debió manejar la situación mediática. Y ella fue también la que se quedó consternada cuando la ex Miss Francia 2002, Elodie Gossuim, apareció protagonizando uno de los varios reality franceses que inundan la llamada TV basura de ese país.

Aunque la prensa de farándula ha dedicado páginas y páginas a la polémica este fin de semana, aún no está claro si Begue seguirá siendo la mujer más bella de Francia 2008. Fuente: Farandulas

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados