Este domingo 7 de diciembre disfruta del documental ‘No sabía que estaba embarazada’

99 0

El domingo, 7 de diciembre a las 11:00 p.m. y se repite el sábado, 13 de diciembre a las 6:00 p.m. Este increíble documental explora el inexplicable fenómeno de algunas mujeres que vivieron un embarazo sin tener conocimiento de ello hasta que se vieron en el trabajo de parto. Discovery Home & Health hace el perfil de estas fascinantes historias y sus sorpresitas mientras elaboran detalladamente la vida de estas mujeres quienes durante los nueve meses que estuvieron ajenas a su embarazo.

No sabía que estaba embarazada también presenta la opinión de expertos en la materia quienes ponderan los síntomas y las circunstancias que van desentrañando algunas explicaciones para este misterio. Sobre el piso de un cuarto de baño y hasta en una despedida de soltera, No sabía que estaba embarazada presenta el dramático desarrollo de algunas historias y cómo evolucionan de emergencias que ponen en riesgo la vida de madre e hijos hasta el feliz e inesperado desenlace. Y para muestra, basta un botón, los casos de Jennifer West y Jessica Kosiuszko:

Jennifer West, de Minneapolis, fue diagnosticada con estrepcoco en la garganta en septiembre de 2004 y le recetaron antibióticos. Nadie le advirtió que el efecto de las pastillas anticonceptivas se ve mermado cuando al ingerir este medicamento, por lo que tres semanas más tarde, Jennifer concibió. El 4 de julio en su casa, Jennifer comenzó a sentir dolores de espalda y fuertes espasmos en el vientre que se hicieron cada vez peores. Convencida de que era una repentina secuela de un fibroide que había tenido hace años y el cual nunca se trató quirurgicamente, su esposo la lleva a urgencias donde se revela el inesperado diagnóstico del embarazo de Jennifer.

O el caso de Jessica Kosciuszko, de Pennsylvania. Con dos trabajos, la planeación de su boda, el luto tras la muerte de su abuela, con años de tomar pastillas anticonceptivas, y con un retraso en la regla, Jessica se hizo una prueba de embarazo que salió negativa. Por si acaso, suspendió la píldora. No sintió nauseas ni subió de peso aunque si se sentía un tanto más tensionada que “lo normal”, pero podemos estar de acuerdo que su intensa vida lo justificaba. Ocho meses más tarde, fue a la iglesia con su prometido y cuando regresó a casa la sorprendió un intenso dolor abodominal. Al llegar a urgencias reciben la noticia del diagnóstico inesperado – la llegada de un bebé.

Fuente: Llorente y Cuenca

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados