Exhiben escultura de Amy Winehouse muerta de un tiro en la cabeza

92 0

Una galería de arte de Nueva York mostrará desde el próximo viernes una escultura de tamaño real de la cantante británica Amy Winehouse, en la que aparece asesinada de un tiro en la cabeza y sobre un charco de sangre.

“Queremos hacer que una situación imposible sea completamente creíble para el espectador”, aseguró Bill Powers, uno de los dueños de Half Gallery, situada en el barrio del Lower East Side de Manhattan, que tiene previsto mantener expuesto el montaje hasta finales de enero.

Powers indicó que el precio estimado de la obra del artista italiano Marco Perego es de 120.000 dólares y que consiste en una réplica “tremendamente real” de la polémica cantante británica, de 25 años, que alcanzó fama mundial con su disco Black to Back y especialmente con su tema Rehab.

Muy cerca del cuerpo de este icono de la música del siglo XXI, cuya imagen pública se ha visto ensombrecida por su abuso de drogas y alcohol, sus salidas de tono y sus problemas de salud, completa la obra otra escultura.

Se trata de una representación del escritor estadounidense William Burroughs, sentado en una silla, con una escopeta sobre las piernas y observando fijamente a la recién asesinada.

El emblemático escritor de la generación “beat”, autor de The Naked Lunch, mató por accidente a su mujer de un disparo en la cabeza mientras trataba de imitar a Guillermo Tell en una fiesta que tuvo lugar en un bar de México D.C. en 1951.

La obra, titulada The Only Good Rock Star Is a Dead Rock Star, evoca, según declaró recientemente su autor al periódico británico The Times, que “las estrellas del rock son los animales sacrificados de nuestra sociedad”.

Para presentar la creación, la web de la galería muestra en su portada la foto de un fragmento del montaje y escribe debajo: “la verdad son todas estas cosas. La verdad no es ninguna de estas cosas. La verdad es solo alguna de estas cosas”.

La escultura, que será mostrada al público a partir del próximo 14 de noviembre, es “un extraño tributo” a la cantante, según explicó Powers, aunque el propio Perego detalló al diario británico que reflejaba a Winehouse como la víctima de un juego entre borrachos que acabó mal.

Fuetne: El Espectador

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados