Fallece en Barranquilla el padre del acordeón: Abel Antonio Villa

100 0

El cantautor y acordeonista colombiano Abel Antonio Villa murió a los 81 años de edad en Barranquilla. El llamado ‘Padre del acordeón’, por ser el primer artista que hizo grabaciones comerciales con este instrumento, falleció de una dolencia cardíaca, aunque ya desde mayo del 2005 padecía serios problemas de salud. El maestro, que casi siempre vestía de blanco y lucía sombrero, compuso “La muerte de Abel Antonio”, canción que narra la historia de su propia muerte.En vida acostumbraba relatar que en 1943 lo dieron por muerto y fue velado con cuerpo ausente durante cinco noches, cuando en realidad él estaba de fiesta en pequeños caseríos del litoral Atlántico.

La célebre canción del maestro Villa dice: “La muerte de Abel Antonio, en mi tierra la sintieron los muchachos… Fueron cinco noches que me hicieron de velorio… para mis nueve noches todavía me deben cuatro… Abel Antonio no llores, que eso le pasa a los hombres … que eso le pasa al que sale a caminá… Que caso lastimoso el que me ha pasado a mí, pa’ que no le pase a otro yo se lo voy a decir: me lleva la muerte o me la llevo yo…”.

Sin embargo, el tema que le dio a conocer internacionalmente como compositor fue “El Higuerón”, interpretada por “El Binomio de Oro”, agrupación liderada por el desaparecido cantante Rafael Orozco y el acordeonista Israel Romero.

El autor de “Amalia Vergara”, “Mi Candelaria”, “Zolia”, tenía la particularidad de bautizar sus canciones con el nombre de mujeres, en virtud “de que ellas y su amor, lo mantenían vivo”, según lo manifestaba en sus numerosas entrevistas en medios nacionales e internacionales.

Junto con Emiliano Zuleta, Alejandro Durán y Juancho Polo Valencia, entre otros, formó parte de una rica generación de juglares que componían y tocaban el acordeón sin esfuerzo alguno.

El “Negro”, como también se le conocía, nació el primero de octubre de 1924 en Moler, en la municipalidad de Tenerife, en el departamento del Magdalena. En su largo historial de composiciones se destacan “Ana María”, “El pleito”, “La pobre negra mía”, “La culebra verrugosa”, “El ramillete”, “El lorito fino”, “El cigarrón” y “Recógete”.

Comenzó a escribir canciones a los 9 años y grabó, ya como profesional, a la edad de 19. Aunque participó sólo una vez en el Festival Vallenato, la máxima distinción a que aspira un artista de este género, no ganó, pero fue coronado como “Rey Vitalicio” hace siete años.

Con su música dio giras por Estados Unidos, México, Venezuela, Panamá y Argentina. Casado con Débora Cañas, a su muere le sobreviven 11 hijos, que esperan cumplir los deseos de su padre: Ser sepultado en Pivijai, la norteña población en donde vivió la mayor parte de su vida.

Fuente: Noticias RCN

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados