Finaliza la serie Dr. House

123 0

Doctor House llega al final de la cuarta temporada, con Hugh Laurie, con el personaje más amado y odiado, inteligente, pero ególatra.

House es un dramón médico, que gira en torno al ‘Doctor Gregory House’, grosero y antisocial pero brillante, como el ‘Cyrano de Bergerac’, trabaja en el departamento de diagnóstico en un Hospital de Nueva Jersey.

Es capaz de experimentar en su propio cuerpo y poner en juego su vida con tal de resolver los diagnósticos más difíciles, su instinto médico y velocidad mental le han valido el respeto de sus compañeros.

Encabezados por valiosos y muy competentes doctores, ‘Eric Foreman’ (Omar Epps), ‘Robert Chase’ (Jesse Spencer)y ‘Allison Cameron’ (Jennifer Morrison), y uno de sus contados amigos, el jefe de Oncología del hospital ‘James Wilson’ (Robert Sean Leonard).

Debido a un infarto muscular causado por un aneurisma mal diagnosticado en su pierna derecha, es un adicto involuntario un relajante, a la vicodina, tiene dolores crónicos y no puede caminar bien.

De ahí carácter insoportable, sarcasmo e ironía, aunándole a su mal genio los problemas con su padre, sus deseos reprimidos con los video juegos, la guitarra o su extrema inteligencia comparada con lo de los demás, es un frívolo incomprendido.

De entre sus ‘Houseimos’ (entiéndase esto por sus emblemáticas frases), para él, “Todo el mundo miente”, por eso, procura no tratar con los pacientes en persona, todo le vale, no sigue las normas, sólo le interesa la resolución de casos complejos.

El éxito radica en la fuerza dramática, el humor y la gran presencia a cuadro del actor ingles, Hugh Laurie, nominado a los Premios Emmy y ganador de dos Globos de Oro, carismático, sobrio y fuerte en el escenario, todo un “doctor sarcasmo” y a la medida.

Fuente: Esmas