El príncipe Guillermo y su esposa Catalina condenaron airadamente la publicación el viernes de fotos de la duquesa en topless en una revista francesa, que según su entorno recuerdan el acoso mediático sufrido hasta su muerte por la princesa Diana.

El nieto de la reina Isabel y segundo en la línea sucesoria y su mujer, que efectúan una gira por la región Asia-Pacífico, consideran que se trata de una “grotesca” e “injustificada” violación del derecho a la intimidad, según el palacio de Saint James que indicó que se estaban estudiando las “posibles opciones” legales con abogados franceses.

Se ha cruzado una línea roja“, dijo por su parte una fuente real que desde el primer momento dijo que las fotos eran “auténticas”.

Las fotos publicadas por la revista Closer, que fueron captadas con teleobjetivo, muestran a Kate tomando el sol sin la parte de arriba del bikini en una terraza durante unas vacaciones en una mansión del Luberon, en la Provenza francesa, a principios de septiembre.

Los duques de Cambridge, que celebraron en abril pasado su primer aniversario de bodas, “están profundamente apenados de saber que una revista francesa y un fotógrafo invadieron su privacidad de manera grotesca y totalmente injustificada“, señaló el comunicado difundido por el palacio de Saint James, encargado de los asuntos de la popular pareja.

“El incidente recuerda los peores excesos que la princesa Diana de Gales sufrió de la prensa y los paparazzi durante su vida y esto es lo que más molestó al duque y a la duquesa“, añadió refiriéndose al acoso de la prensa sensacionalista y de los paparazzi que sufrió la madre de Guillermo hasta su muerte en un accidente de coche en un túnel de París en agosto de 1997.

El texto, que precisa que los duques esperaban “disfrutar de privacidad” en esa mansión aislada propiedad de un sobrino de la reina, Lord Linley, hijo de su difunta hermana Margarita.

En Francia, la jefa de redacción de la revista francesaLaurence Pieau, defendió la publicación de las fotos de la duquesa, de 30 años de edad.

Estas fotos no tienen nada de escandaloso. Muestran a una joven tomando el sol con el pecho al aire, como hay millones en las playas“, declaró Piau, precisando que la mansión es “visible desde la carretera”.

La responsable de la revista, que publicó un total de 15 fotos en cinco páginas de reportaje, varias de las cuales muestran a Catalina sólo con la parte de abajo del bikini, dijo que las imágenes fueron tomadas por “un fotógrafo profesional“, sin precisar cuánto habían pagado por ellas.

The Sun, único medio británico que publicó las fotos del príncipe Enrique, no contestó en un primer momento sobre si también pensaba publicar las fotos de Catalina, que hasta ahora había hecho una entrada perfectamente orquestada y sin tropiezos en la familia real. El diario consideró sin embargo en su página web que las fotos de Kate Middleton podrían provocar “una violenta tormenta”.

Guillermo y Catalina se enteraron de la difusión de las fotos en Kuala Lumpur, segunda etapa de la gira de nueve días que efectúan en representación de la reina con ocasión de su Jubileo de Diamante por Singapur, Malasia, las islas Salomón y Tuvalu.

En Singapur, al ser interrogados por una joven sobre qué poder mágico les gustaría tener, ambos se inclinaron por “la invisivilidad”, algo que en los próximos días seguramente necesitarán.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados