Gabriel García Márquez publica su libro, ‘Yo no vengo a decir un discurso’

‘Yo no vengo a decir un discurso’ recopila los 22 discursos más importantes del Nobel . Si hay algo a lo que Gabriel García Márquez ha sido alérgico, por naturaleza, es a los discursos. Así se lo ha repetido a sus amigos, en muchas ocasiones, y así lo ha ratificado en varios de los textos que ha pronunciado a lo largo de su vida pública.

Ejemplo de ello es el fragmento de las palabras de despedida que el Premio Nobel de literatura colombiano pronunció, en 1944, a sus compañeros del colegio de Zipaquirá: “¿Qué hago yo encaramado en esta percha de honor, yo que siempre he considerado los discursos como el más terrorífico de los compromisos humanos?”.

Precisamente, este curioso texto hace parte de los veintidós que fueron reunidos por el mismo Gabo en trabajo conjunto con Cristóbal Pera, editor de Random House Mondadori, para el libro ‘Yo no vengo a decir un discurso’, que será publicado en España y Latinoamérica el próximo 29 de octubre.

Entre las anécdotas de lo que fue el trabajo de recopilación de los textos, que se tomó cerca de un año y medio, Pera le contó a El Tiempo que, cuando encontraron aquel discurso, de donde además salió el título del libro, “Gabo se sorprendió al verlo porque no se acordaba de él”.

“Él ha estado en el proceso de revisión, no se han hecho cambios, como era obvio pues él dejó claro que no quería retocarlos realmente, pues lo que dijo una vez así se queda, sobre todo cuando eran textos que estaban escritos para ser leídos en público”, comenta el editor, quien agregó que el libro tendrá unas 160 páginas.

Además del ‘La soledad en América Latina’, discurso que Gabo pronunció el día que recibió el Nobel, el libro incluye otros que revelan varias de sus obsesiones: ‘Como comencé a escribir’, ‘Brindis por la poesía’, ‘Periodismo: el mejor oficio del mundo’ y el polémico discurso sobre la jubilación de la ortografía, ‘Botella al mar para el dios de las palabras’.

Así mismo, están presentes muchas de las preocupaciones que García Márquez ha hecho explícitas como ciudadano, como el peligro de la proliferación nuclear (‘El cataclismo de Damocles’), el desastre ecológico (‘Una alianza ecológica de América Latina’) y el futuro de la juventud o la educación en América Latina.

El editor de Gabo dijo que una de las labores que él más disfrutó fue la de buscarles los títulos a varios de los discursos que no lo tenían, escudriñando frases curiosas en los textos.
Pera también le comentó a este diario que por orden explícita del propio Gabo, se hizo una edición que no fuera académica y que pudiera leerse como una serie de artículos.

Sobre la carátula, el editor recordó que “evoca un poco a esas banderolas de recibimiento que en algún pueblo pueden poner cuando alguien va a decir un discurso y está en medio el detalle del loro, que a Gabo le hace mucha gracia porque es una especie de guiño y de broma”.

Según informó la editorial, desde España, “la relectura de estos textos, dispersos u olvidados, ha llevado a García Márquez a comentar: ‘leyendo estos discursos redescubro cómo he ido cambiando y evolucionando como escritor'”.
Fuente: Eltiempo.com

Otros links relacionados