El actor George Clooney fue detenido hoy y puesto en libertad al cabo de unas tres horas tras participar en una protesta ante la embajada de Sudán en la que se acusó al gobierno sudanés de provocar una crisis humanitaria al bloquear el acceso de comida y ayuda en la región fronteriza con Sudán del Sur.

Clooney, con buen aspecto y buen humor, hizo unas breves declaraciones tras ser liberado en las que no detalló si él y otros manifestantes detenidos tuvieron que pagar una fianza para ser liberados.

Preguntado sobre el trato recibido, el actor señaló: “Pueden imaginárselo, ¿han estado alguna vez en una celda con esta gente?”, bromeó en referencia a algunos congresistas y otros activistas que también fueron detenidos, entre ellos el hijo de Martin Luther King.

La protesta se produjo a primera hora de la mañana ante la embajada de Sudán, donde Clooney fue muy crítico con el presidente sudanés, Omar al-Bashir, y exigió a su gobierno que “deje de matar indiscriminadamente a sus hombres, mujeres y niños, pare de atacarlos y pare de hacerlos morir de hambre”.

“Es algo inmediato: inmediatamente necesitamos ayuda humanitaria para evitar que Sudán se convierta en la peor crisis humanitaria del mundo. Inmediatamente”, clamó el actor, acompañado por su padre y otros activistas concentrados en las puertas de la embajada.

Clooney fue esposado por la policía, ante la atenta mirada de los medios de comunicación, que grabaron cómo el actor se acercó tranquilo hacia los agentes y con una media sonrisa recibió los grilletes.

El objetivo de esta protesta era llamar la atención del Gobierno estadounidense y de los líderes mundiales para detener la violencia en la región y prevenir una catástrofe humanitaria.

Los manifestantes denunciaron los bombardeos, la violencia y el uso de comida como “arma de guerra” que estaría utilizando el Gobierno de Sudán “contra hombres, mujeres y niños inocentes” en el sur de la región de Kordofan, un área de fronteras poco definidas entre Sudán y su vecino Sudán del Sur.

En la manifestación, organizada por la National Asociation for the Advancement of Colored People (NAACP), también participaron su presidente, Ben Jealous, y el congresista demócrata Jim Moran.

El actor, un ferviente activista a favor de los derechos de los habitantes de Sudán del Sur, pidió esta semana al presidente Barack Obama que convenza al gobierno de China para que se una a la presión internacional a fin de que el gobierno sudanés permita que ingrese la ayuda en la frontera sur del país para paliar la hambruna.

“Es uno de los temas que afortunadamente hablamos con el presidente”, dijo Clonney sobre su encuentro en la Casa Blanca, del que asegura haberse llevado una buena impresión.

El pasado miércoles Clooney compareció ante el Congreso de EE.UU. para advertir sobre la situación de Sudán del Sur, donde alertó de que la población está siendo masacrada e instó a que se aprueben sanciones contra el Gobierno sudanés.

Clooney ha viajado a las montañas sudanesas de Nuba, en Kordofán del Sur donde, según dijo, los habitantes han huido a las cuevas que allí se encuentran “para seguir con vida”.

El actor prepara un documental con John Prendergast, cofundador de Enough Project, una ONG creada para luchar contra el genocidio y los crímenes contra la humanidad, en el que muestran la violencia que sufren los civiles por parte de las Fuerzas Armadas sudanesas, que llevan a cabo bombardeos aéreos en las montañas de Nuba con fines de limpieza étnica, denunció.

“Vamos a continuar haciendo vídeos para que puedan estar disponibles para la gente. Sudán tiene una infraestructura de ayudas mucho mas fuerte que otras zonas deprimidas. Se ha mantenido a través de los años, pero nuestro trabajo es ampliar su presencia y su importancia”, dijo en la audiencia.

En 2010 Clooney cofundó el Proyecto Satélite Centinela, cuyo objetivo es captar imágenes de las atrocidades que se llevan a cabo en el interior de Sudán.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados