Gracias a los Rolling Stones, Metallica no se desintegró

102 0

El baterista de Metallica, Lars Ulrich, aseguró en una entrevista reciente que el grupo estuvo a punto de desintegrarse luego de la gira de promoción del St. Anger, pero esto no ocurrió gracias a la intervención de los Rolling Stones. Esto al principio me sonó un poco raro pero ya leyendo su explicación entendí a qué se refería:

“El gran cambio vino cuando los Rolling Stones nos llamaron en el verano del 2005 y nos preguntaron si queríamos tocar con ellos en San Francisco. Nosotros no habíamos hecho nada desde que finalizamos el tour del St. Anger unos siete u ocho meses atrás. Así que comenzamos a ensayar unos cuatro o cinco días antes del concierto. No había cámaras, ni productores, ni psiquiatra, ni niñeras, nada de esa mierda. Éramos sólo cuatro hombres y así empezamos a tocar y ensayar. No tuvimos que sentarnos a hablar sobre cómo nos sentíamos y todas esas estupideces. Esto marcó la pauta durante los siguientes tres años y ha sido grandioso”.

¿Cómo ven? Al final yo creo que era lo que les hacía falta. Como bien dice Ulrich no era necesario un psicólogo ni horas drama reflejadas en un documental, sino reencontrar el placer de tocar juntos lo que les permitiría seguir haciendo música. Lástima que no se dieron cuenta antes de ese melodrama llamado Some Kind of Monster.

Fuente: Cuchara Sónica