Hasta el momento es incierto el futuro de Susan Boyle

Publicado en at 12:20 pm
110 0

tn_sassan_boyleMientras Susan Boyle descansa en una clínica londinense, su hermano ha hablado con la prensa. Y ha dicho que la finalista de Britain’s Got Talent está “contenta” a pesar de haber ingresado ayer en una clínica privada por agotamiento. El hermano ha añadido que lo único que necesita Boyle es “hacerse a la idea” de que ha pasado, de la noche a la mañana, de ser una mujer desempleada de 48 años que vivía con su gato en un pueblo de Escocia a ser una celebridad planetaria.

Boyle descansa en Priory, una clínica del norte de Londres especializada en el tratamiento a famosos, donde tendrá que pensar en el futuro, dos días después de perder la final del concurso de talentos ante la atenta mirada de 18 millones de pares de ojos. Su vídeo colgado en Youtube en el que canta I Dreamed a Dream ha sido visto más de 60 millones de veces.

La agenda de Boyle, a quien todo el mundo daba por vencedora del concurso, es frenética: una gira por Estados Unidos, planes para grabar un álbum en Broadway con la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Checa, una gira por el Reino Unido con Britain’s Got Talent. Aunque, según su hermano, a pesar del cansancio que sufre, la escocesa “no cambiaría todo esto por nada del mundo”. “Estaría bien traerla a casa por un par de días”, ha declarado al diario británico The Independent. “Pero se recuperará- conocemos a nuestra Susan”. “Este es el comienzo de la carrera internacional de Susan, ahora que se ha acabado el concurso. No está interesada en el dinero, no es una persona materialista, en lo que está interesada es en trabajar con sus ídolos”, ha recalcado.

El concurso de talentos revisará su política

Varios psicólogos y ejecutivos de la televisión han criticado en el Reino Unido que Boyle no recibió el apoyo necesario mientras concursaba. Un portavoz de la productora de Britain’s Got Talent ha declarado que los concursantes no son sometidos a exámenes psicológicos para pasar los castings, pero que piensan revisar esta política después de lo que ha pasado con Boyle. “Es un concurso de talentos y la gente se presenta por sus méritos. No ha exámenes psicológicos formales al principio del concurso. En comparación con algo como Gran Hermano, donde estás encerrando a gente en una casa durante tres meses, los concursantes de Britain’s Got Talent tienen tres o cuatro representaciones como máximo y pasan sólo entre siete y diez días en un hotel para las semifinales y la final”, ha dicho el portavoz. Aunque ha concedido que el caso de Boyle “es diferente”, por “el nivel de atención mediática y la velocidad con la que se convirtió en un fenómeno mundial”.

Fuente: El País