Hasta que Google se hizo ‘verbo’ en inglés y se incluyó en diccionario

En muchas series de televisión y en la radio americana ya no se hablaba de buscar una palabra en internet, sino que se decía popularmente ‘google it’, es decir, ‘búscala en google’, esto motivo a que la última actualización de uno de los diccionarios de inglés más vendidos en Estados Unidos, el Merrian-Webster Collegiate Dictionary, incluyera una nueva incorporación a su gran listado de palabras en inglés, lo curioso de la inclusión es que se hace no como un nombre propio sino como verbo. El nuevo verbo, como no podía ser de otra forma, significa buscar algún tipo de información en la Red a través del popular buscador. Algo que podría generar envidia entre la competencia, aunque aún no ha sido así o por lo menos ésta aún no ha corroido a Gates o a Jobs. Que tal si en las siguientes versiones del mismo diccionario decidieran que ‘iPod’ sea escuchar música o ‘Windows’ sea algo como ‘dícese del hecho de trabajar en ambiente Windows’, creo que eso sería un poco más que el colmo para una ya bastante atrofiada lengua como la inglesa.

Otras palabras aceptadas en la nueva edición del diccionario no son menos curiosas. Por ejemplo, ‘mouse potato’, expresión para definir a una persona que pasa mucho tiempo usando el ordenador, o ‘himbo’ (combinación de ‘him’ y ‘bimbo’), que se utiliza para hombres atractivos pero poco interesantes.

Un diccionario con bastante credibilidad

El Merriam-Webster es un diccionario con siglos de historia que se encarga de recoger términos que se han “asimilado en el inglés escrito”, comenta Arthur Bicknell, publicista de la compañía. Obviamente, el uso de estas palabras es desatado por su utilización frecuente no solo en lo escrito, sino en lo cotidiano. El lenguaje vulgar y soez no es tenido en cuenta, sin embargo, muchas de las acepciones de varias palabras son sacadas de la misma cotidianidad actual.

En 1806, el Noah Webster’s A Compendious Dictionary of the English Language ya recogía palabras que empezaban a sonar y que hoy son comunes, como ‘surf’, solo que ahora tiene la connotación de navegar por internet, aparte de saltar sobre las olas encima de una tabla y otras sugerencias dadas por el mismo diccionario.

Este diccionario no es el único que ya incluye nuevas palabras de la jerga propia de la Red. Recientemente, el Diccionario de Oxford admitió las palabras ‘phishing’ y ‘podcasting’, y el de la RAE recoge, desde 2001, palabras como ‘web’ o ‘hardware’.

Esperemos a ver que pasa con estas nuevas terminologías y que tanto pueden seguir afectando otros lenguajes. La electrónica se ha impuesto en nuestro lenguaje diario y no es raro ver a los niños hablar con términos poco usuales para nosotros.

Fuente: elmundo.es

Related Post