Hijo de Gabriel García Márquz habla de su nueva película

139 0

Rodrigo García Márquez estrena en octubre “Madres e hijas”. La cinta cuenta con la participación de Naomi Watts y Samuel L.Jackson.

La historia trata el tema de la separación y el reencuentro; una cinta que no pretende ser innovadora sino “sólo buena”. “Más que innovar me conformo con que la película sea buena. Que fuera revolucionaria me parecería un milagro; la mayoría de las películas hoy son tan cliché que con sólo proponerse que sea buena, ya sería suficiente”, dijo el hijo del premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

El autor de cintas tan notables como “Cosas que diría con sólo mirarla” (2000), o “Nueve vidas” (2005), ha tardado diez años en escribir el guión de esta película, que cuenta con un ilustre productor ejecutivo, el director de “Babel” , “21 gramos” o “Amores perros” , Alejandro González Iñarritu.

Este colombiano, criado en México, también ha sido director de fotografía, como en “Four Rooms”, de Quentin Tarantino y Robert Rodríguez. Afirmó que no adaptará los libros de su padre al cine, porque “la película sería secundaria”. “No me interesa, tengo mis propios temas, mis propias obsesiones. Si hiciera una película sobre una obra de mi padre ésa sería la noticia: el hijo de Gabo bla, bla, bla…”, comentó tras reconocer que el asunto le aburre.

“Madres e hijas”, coprotagonizada por una brillante Annette Bening, Naomi Watts, Samuel L.Jackson y Jimmi Smits, cuenta las historias de tres mujeres marcadas por un destino común: la maternidad, el abandono, la adopción, el reencuentro; en definitiva, explicó García, “la separación”.

No sabe si lo suyo es, como en el caso de Pedro Almodóvar, “cine de mujeres” , pero si hay mujeres en el centro de sus películas. Es “porque me gustan, me interesan, me divierten y me estimulan la imaginación”, argumentó.

En “Madres e hijas” , los hombres son “buenos partidos” , buenos chicos, comprensivos y cariñosos, por compensar la cantidad de problemas que tienen los personajes femeninos, pero sobre todo para que no puedan “echarles la culpa”.

García destacó la facilidad de trabajar con Bening, de quien dijo que se aprendió todo el guión, no sólo su parte, para llegar a rodar (la película se hizo en 28 días) en perfecta sintonía con esa mujer cuya vida quedó destrozada cuando, a los 14 años, tuvo una hija que su madre obligó a dar en adopción. La película se estrenará en Colombia en el mes de octubre.

Fuente: Cromos

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados