Hijo de Michael Douglas es condenado por narcotráfico

97 0

Cameron Douglas, hijo y nieto de los conocidos actores Michael y Kirk Douglas, fue condenado este martes por un juez neoyorquino a cinco años de cárcel por los delitos relacionados con tráfico de drogas de los que se había declarado culpable.

Cameron, de 31 años y quien estuvo acompañado en el juzgado por sus padre y su madre, Diandra de Morrell Douglas, también fue sentenciado a cinco años de libertad vigilada cuando haya cumplido una pena de cárcel que normalmente, y debido a la naturaleza del delito, conlleva diez años de prisión.

El condenado se encuentra en prisión desde que fue detenido el pasado julio en un conocido hotel de Nueva York con una cantidad igual o superior a 500 gramos de “cristal”, la forma más pura de metanfetamina, que tenía planeado distribuir y de la que, antes de ser detenido, ya había aceptado vender una parte por 15.000 dólares.

El juez que lleva el caso, Richard Berman, explicó que, pese a que se recomienda una sentencia de diez años por conspirar para distribuir drogas, optó por una pena de cinco después de que Douglas aceptara colaborar con la Justicia.

Antes de recibir la sentencia, el hijo del conocido actor pidió disculpas al tribunal por su conducta y por haber desperdiciado varias oportunidades para alejarse del mundo de las drogas.

La defensa había pedido que Cameron recibiera una condena similar al tiempo que llevaba ya detenido o bien a unos tres años y medio, algo que el juez no aceptó al no confiar en que el acusado pudiera abandonar las drogas si se encontraba en libertad.

Berman recordó que el hijo y nieto de actores había consumido drogas desde los 13 años y que el tiempo que llevaba sin libertad era el mayor que había pasado sin consumir drogas en muchos años.

Además, el juez explicó durante la lectura de la sentencia que había leído casi cuarenta cartas que amigos y familiares de Cameron Douglas le habían enviado pidiendo clemencia, pero aseguró que en esos textos no se hablaba del daño que las drogas causan al conjunto de la sociedad.

El último en acudir a la defensa de Cameron mediante una carta fue su propio padre, quien para tratar de explicar la actuación de su hijo recurrió a los antecedentes de abusos de sustancias presentes en su familia, así como al peso de la fama y al hecho de que el acusado es fruto de “un matrimonio fallido”.

“Amo a mi hijo, pero no estoy ciego ante sus actos. No quiero que se le destroce” , aseguró el actor en su carta manuscrita de cinco páginas al juez federal, en la que habla también de una niñez privilegiada pero difícil, con un historial familiar de drogadicción y alcoholismo, y una vida eclipsada por una saga de grandes estrellas.

Antes de esa misiva, también salieron a la luz las que el legendario actor Kirk Douglas y la actriz Catherine Zeta-Jones remitieron al juez para pedirle que no condenara a su nieto e hijastro, respectivamente, y que ordenara su ingreso en un centro de desintoxicación.

El pasado 16 de marzo, la novia de Cameron fue puesta en libertad tras pasar siete meses en prisión por ser descubierta llevando heroína en 19 pequeñas bolsas que escondió en el interior de un cepillo dental eléctrico para entregárselas a su compañero sentimental cuando éste estaba bajo arresto domiciliario.

Fuente: El Espectador