Homenaje en España al fallecido director y productor colombiano Jaime Osorio

74 0

La cinematografía de Colombia tiene una gran deuda con el director y productor Jaime Osorio, fallecido en el 2006, quien “luchó porque el cine de su país fuese lo que es ahora”, según la opinión de los cineastas Barbet Schroeder y Enrique Gabriel.

Los dos directores, francés, de ascendencia iraní, y argentino-español, respectivamente, participaron en un homenaje que le rinde la Casa de América de Madrid a su colega y amigo colombiano.

“Es imposible abordar la historia del cine colombiano sin tener en cuenta la figura de Osorio”, aseguraron los realizadores.

La Casa de América exhibe estos días las películas dirigidas por Osorio -que era conocido como ‘El Mono’-: Confesión a Laura (1990) y Sin Amparo (2004), y otras que produjo, como María llena eres de gracia (de Joshua Marston); La sombra del caminante, de Ciro Guerra, y La virgen de los sicarios, de Schroeder.

Tanto Schroeder como Gabriel (Suspiros del corazón, En la puta calle) consideran a Osorio como “un hombre imaginativo y muy arriesgado”.

Según Gabriel, “trabajó mucho para que Colombia pudiera desarrollar un cine a la altura de su valor intelectual, espiritual y artístico”.

Tal como apunta Schroeder, Jaime Osorio favoreció la Ley colombiana de cine y fue un productor y director “emblemático” que supo ver y entender a las nuevas generaciones: “Detectaba dónde había talento en ciernes e historias desgarradas, sentidas y auténticas que se pudieran contar en un filme”.

El director de La virgen de los sicarios cree también que Confesión a Laura, que Osorio rodó en Cuba, es una de las películas clásicas de la cinematografía colombiana, que perdurará como “referente y ejemplo de trabajo magnífico”. La cinta fue incluida entre las 50 mejores películas del cine iberamericano de los últimos 40 años, escogida durante el pasado Congreso de la Cultura que se celebró en México.

Mientras busca financiación para llevar al cine otra historia de Fernando Vallejo, Schroeder recordó que fue Osorio quien hizo posible el rodaje completo de La virgen de los sicarios, en Medellín.

“Hizo algo que parecía imposible; solucionaba cualquier contratiempo sólo con una llamada telefónica”, comentó.

Por su parte, Gabriel asegura que ‘El Mono’ Osorio, que murió en su casa en Nilo (Cundinamarca), aquejado por una delicada afección cardiaca, es el ‘culpable’ de que la nueva generación de cineastas colombianos “se esté destacando hoy en los festivales de cine de todo el mundo”.

La Casa de América también realizó ayer una mesa redonda en la cual el realizador colombiano Sergio Cabrera (La estrategia del caracol, Golpe de estadio) se sumó a Gabriel y Schroeder para homenajear a Osorio.

Fuente: El Tiempo

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados

Taylor Swift ahora en muñeca

Por - 24/11/2009 0
Después de los grandes éxitos de Taylor Swift como Love Story y You Belong With Me, varias nominaciones y muchos…