Jackie actuaba como una niña, vestía ropa de niña y jugaba con juguetes de niña porque se sentía mujer aunque era en realidad Jack cuando nació. Después de pasar toda la infancia en el cuerpo equivocado y tras superar cuatro intentos de suicidio, esta joven británica consiguió someterse a una operación de cambio de sexo cuando sólo tenía 16 años.

Sus padres sufragaron los casi 35.000 euros que constaba el tratamiento y ahora, con 18 años, Jackie está más cerca de cumplir el sueño de su vida. Según publica el diario Daily Mail, esta joven ha conseguido pasar a las semifinales del certamen de Miss Inglaterra.

«Ha sido bonito ver el apoyo de todo el mundo. Mucha gente me dice que desea mi victoria. He llegado muy lejos y ahora sólo pienso en ganar», asegura la propia Jackie sobre el concurso.

Por su parte, su madre Susie se muestra orgullosa de hasta dónde ha llegado su pequeña. «Hay un montón de prejuicios por ahí, pero ella está tratando de hacer que la gente entienda. Estoy muy orgullosa de ella», ha insistido.

El certamen de Miss Inglaterra se celebrará a finales de mes.

Fuente. abc.es

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados