Cuando Jacqueline Aristizábal salió de su natal Manizales del alma, rumbo a la gran ciudad (Bogotá) tenía una sola meta: convertirse en actriz. Y a punta de constancia, lucha, perseverancia, trabajo, estudio y muchas ganas, lo ha venido logrando paso a paso, no sin antes pasar por academias de actuación y desarrollar una faceta que muchos desconocen: el de libretista.

Jacqueline Aristizábal

Antes de ser la actriz que hoy vemos en Un sueño llamado salsa, Jacqueline estuvo involucrada durante mucho tiempo escribiendo libretos para unitarios como Unidad Investigativa, Expedientes, Historia de hombres, entre otras, donde hizo una larga carrera.

Pero su sueño no era quedarse tras el teclado escribiendo, sino actuar esos libretos y darle vida a los personajes que ella u otros libretistas creaban, es así como interpretaba personajes en algunos de los capítulos de estos unitarios y de ahí llega a la telenovela La Venganza, que fue la primera en la que actuó. Luego llegó La dama de Troya donde le dio vida a Camila, que era quien manejaba todas las prostitutas del pueblo.

Su vida profesional ha estado en series y unitarios como El Capo, Mujeres al límite, A corazón abierto, Sin Senos no hay paraíso, Un sueño llamado salsa y actualmente graba con Fox Telecolombia Historia de dos hermanos.

Cuando no actúa, Jacqueline escribe, le gusta crear historias y darles vida a personajes, participó en el grupo creativo como libretista de dos novelas que no salieron al aire, una como libretista, Oro Negro y en la otra como asistente, Benito entre las mujeres.

Jacqueline Aristizábal
Un Sueño llamado Salsa

“Esta serie es algo totalmente diferente a lo que he hecho en todos los demás papeles. Es una novela que inevitablemente tiene un mensaje social increíble, ya que se ve como los jóvenes que tienen una carga social compleja, se vuelven disciplinados a través del baile y por supuesto los aleja del mundo de las drogas y los enfoca al arte, amando aún más lo que hacen”, dice Jacqueline.

En la empresa de Margarita Wilkins (Valery Dominguez), se necesitaba una publicista para los eventos del Salsódromo y es ahí donde efectivamente Matilde (Carolina Sabino) no tiene ninguna duda en recomendar a su prima Tatiana León (Jacqueline Aristizábal), a pesar de que no era una publicista como tal, sino una mercaderista, ella no puso en duda las capacidades de su prima.

Si podía impulsar productos, porque no iba a poder hacer bien su trabajo en lo que requería Margarita, y es ahí donde empieza su rol en la historia. “Es un personaje divino, fresco y muy espontáneo, en eso me identifico con Tatiana.

Tengo recuerdos maravillosos que me dejó Un sueño llamado Salsa, por ejemplo, escuchar las tristes y buenas experiencias de vida de los bailarines y vivir de cerca su disciplina y el amor por el baile, la salsa es su himno, siempre estaban creando pasos y coreografías. En la novela me hubiera gustado haber hecho escenas de baile más profundas y adentrarme en el mismo”, afirma la actriz.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados