Jennifer Aniston se siente vieja y fea

Nadie tiene lo que quiere. Aunque a sus 41 años pueda presumir de una de las figuras más envidiadas del panorama hollywoodiense, parece ser que Jennifer Aniston (que recientemente visitó Madrid) no está demasiado contenta con su físico. Según apuntan varios medios estadounidenses, la actriz podría estar pensando en un cambio físico radical para asegurarse más papeles en el cine. Aniston tiene miedo de que la edad le esté pasando factura. Por ello, y por el bien de su carrera como actriz, visita regularmente a su dermatólogo para que le ayude a hacer desaparecer esos pequeños signos de la edad.

“Jen ha estado visitando a su dermatóloga Amy Wechsler en Nueva York durante los últimos meses”, explica una fuente cercana a la web Showbiz Spy. “A Jen le encanta que Wechsler sea tan delicada con ella. Es muy meticulosa pero el resultado final habla por sí solo”.

A sus 41 años, Aniston cuenta con un físico privilegiado pero aún así, no parece estar del todo satisfecha. Si a sus edad sumamos que sigue soltera, no sólo tiene que enfrentarse a un constante examen por su físico, sino también por los hombres con los que se la pueda relacionar.

Aún así, Jen ha declarado que no piensa renunciar a sus pequeños ‘vicios’, entre los que se encuentran un café y una copa de vino diaria. “Ha intentado eliminar esos vicios porque sabe perfectamente que contribuyen al envejecimiento de la piel, pero le resulta imposible”, explica esta fuente.

La clave, la alimentación
De hecho, la propia Jennifer declaró que se cuida comiendo “muy bien” y haciendo ejercicio, pero que si le quitaran su café o su vino, se sentiría completamente “destrozada”. Para presumir de una bonita figura y de buena salud, Jennifer aconseja a sus fans: “Dejad de comer basura a diario”.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.