Jennifer Steffens ahora cultiva lechugas

A Jennifer Steffens le gusta estar en contacto con la tierra y la naturaleza y por eso adora cultivar lechugas. “En donde pueda encontrar armonía y tranquilidad, allí estoy yo”, aseguró la actriz que interpreta a la arribista esposa de Manolo en Clase ejecutiva. “Mientras a Felicia le gustan los productos de belleza exterior, a mí me gustan otras actividades que embellecen el interior como la lectura, la práctica de yoga y escribir”, confiesa Steffens. “Por ejemplo, cuando siento mala energía en un lugar o de una persona, yo me alejo y por eso me gusta darme espacios para sembrar plantas y estar en contacto con animales”. Respecto a su trabajo en la comedia, Jennifer espera con ansias cuando la producción le entrega los libretos porque “se los devora”, como dice ella, pues los considera dinámicos y recursivos. “Además de mi personaje, estoy al tanto de lo qué pasa con los demás. La verdad me declaro hincha de las mujeres de VIP Tours”, resalta la artista.

Darío Arizmendi perdió la polla mundialista

Darío Arizmendi, quien hace parte del grupo de periodistas de El radar, confesó que perdió las dos pollas en las que apostó, porque resulta que los equipos que tenía elegidos para llevarse la copa mundial se quedaron por fuera de los finalistas, “en una puse a Brasil campeón y en otra a Argentina”, comentó. Sin embargo, lejos de desilusionarse, Arizmendi sigue disfrutando los partidos de la final porque su amor por el balompié lo acompaña desde su infancia: “me encantaba jugar al fútbol. Incluso participé en un torneo nacional de ‘baby fútbol’ en Medellín”, afirmó. Entre tanto, espera ansioso el torneo profesional colombiano para acompañar en el estadio a su amado Atlético Nacional porque si la suerte no jugó de su lado en el campeonato internacional, espera tener más atino con los equipos de la casa.

Constanza Duque es Emilia en Clase ejecutiva

“Ay muchachitos estense quietos, les digo ahora a mis compañeros de set”.

¿Cómo es tu personaje?

Emilia es muy seria, todo lo opuesto a lo que uno espera ver en una comedia. Emilia es la dueña del “aviso”, pero está encartada porque ella es viuda y en realidad el negocio lo manejaba su difunto esposo. Ella cometió el error de nombrar a un gerente que no era idóneo y ahora le toca manejar este despelote. Es una señora “bien”, paisa, muy recta y ecuánime, pero es de esas mujeres que estaba acostumbrada a que todo lo hiciera el marido. Emilia es de las que se encierra sola a llorar en el baño cuando siente que los problemas se le vienen encima.

¿Qué tanto te pareces a tu personaje?

Nos parecemos en el acento paisa, yo soy de Manizales. Por otra parte, Emilia es un poco ingenua, yo trato de no serlo tanto, aunque soy un poco confiada. A Emilia se la “pasan por la galleta” muchas veces, sobre todo Leonardo y Julián (John Alex Toro y Martín Karpan). Yo soy una persona que en principio sí creo que la gente está haciendo el bien, pero tengo un poco más de malicia como para no dejarme embolatar. Nos parecemos en que nos gusta mantener un orden, Emilia fue educada en un colegio de monjas y cree que debe haber mucho orden y silencio. A mí me molesta mucho el ruido y la bulla, a Emilia también. Al comienzo me daba mucha dificultad manejarlos a todos hablando al tiempo, pero le adapté eso al personaje: “ay muchachitos estense quietos” les digo ahora.

¿Qué puede aprender el televidente de Emilia?

De una parte Emilia es muy recta, es una mujer de una sola pieza, eso es muy bueno, pero también pueden aprender a que no se debe ser tan ingenuo.

¿Qué es lo que lleva al televidente a ver Clase ejecutiva?

Unos personajes muy colombianos, sin ser esto costumbrista, son muy nuestros, no sólo por los acentos, sino por las maneras de ser, la malicia, el humor, las cualidades. La gente también se va a reconocer en las diferentes situaciones que se presentan en el trabajo.

Fuente: Canal Caracol

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados