Joe Arroyo desea cantar Reggae

89 0

Aunque su voz suena débil, Joe Arroyo dice estar bien de salud, preparando un nuevo álbum, deseoso de cantar reggae y muy emocionado con la grabación de una telenovela sobre su vida.

A punto de iniciar una serie de conciertos en Estados Unidos, el legendario rumbero colombiano de 54 años dijo desde Miami que “está perfectamente bien” y que le gustaría grabar reggae, aunque no indicó si el disco que está preparando incluirá alguna canción de este ritmo.

“¿Algo que no he hecho?”, dice repitiendo la pregunta de un reportero. “Me gustaría cantar reggae, hacer una grabación de reggae. Algún día lo voy a grabar”, apuntó durante entrevista telefónica.

Arroyo, conocido por su fusión de salsa con ritmos colombianos (cumbia, porro y champeta) y caribeños (soca y reggae), inicia el viernes en San Francisco, California, una serie de conciertos relacionados al aniversario patrio de Colombia.

Promoverá su último disco, “Sabré olvidar”, de 2009, lanzado un año después de que fuera nominado al Grammy Latino bajo el rubro de mejor álbum tropical por “El súper Joe”.

El rumbero, quien padece de diabetes, desestimó como habladurías los reportes que indicaron que habría estado muy enfermo hace unos meses.

“Jamás ha habido sobredosis (de drogas). Hay muchas cosas que son sólo especulaciones y como artista … me toca vivir con ese estigma”, comentó.

El peculiar ritmo pegajoso y sabrosón de Arroyo está tan arraigado a la rumba de Colombia que inclusive tiene un calificativo: “Joeson”.

“El Joeson es una mezcla de salsa con reggae. Yo lo describiría como una especie de soca”, explica el sonero, resaltando éxitos con este ritmo como “Tal para cual” y “La noche”.

“Lo tengo trabajando alrededor de 20, 25 años y siempre me ha dado resultado, me ha abierto puertas en el mundo y me siento cómodo con este ritmo”, agregó.

Pero quizás muchos reconozcan a Arroyo por su éxito “Rebelión”, grabado cinco años después de que formara su grupo La Verdad en 1981. La letra habla brevemente de la rebelión de un esclavo negro contra su amo español durante la época colonial.

¿Qué tiene esta canción, con esta temática, que se sigue escuchando en discotecas de Miami, Los Angeles y Nueva York?

“Ese es un tema que tenía plasmado mucho antes de grabarlo y simplemente fue llegar y grabarlo”, explicó Arroyo, quien desde hace mucho tiempo ya no canta descalzo. “Esa manera de sentir ya lo tenía hace rato. La canción es un testimonio de cosas pasadas y pues lo plasmo allí como parte de las negritudes”.

Quizás tenga algo que ver el hecho que Arroyo es un cantante del pueblo, surgido de una barriada de Cartagena, donde comenzó a cantar con una lata de micrófono mientras vendía latones (tarros) de agua a sus vecinos para sobrevivir. Quizás es porque él se inició cantando en cabarets, de lo cual está tan orgulloso que en su biografía dice que es “ídolo del mundo bajo, prostitutas, vagabundos y bohemios”.

“Ya todo eso está superado hace tiempo. Vivo una vida normal pero sí, tal vez tuvo algo que ver el devenir. Son temas que le vienen a uno. El compositor a veces no es culpable de las cosas que le salen”, apuntó. “Estoy feliz por ese tema. Y sí, puede tener mucho que ver que sea por ser ‘cantante de tarro'”.

O quizás es simplemente porque ese tema, al igual que el resto de su música, tienen esa fusión de ritmos caribeños y colombianos que aunadas al timbre y tonalidad de Arroyo ponen a bailar a cualquiera.

“Nunca me esforcé mucho para cantar, lo tenía integrado en mí y tenía que explotarlo”, explicó. “Al pasar el tiempo, se me dieron dando las cosas y me di cuenta de que tenía talento para fusionar varios ritmos y todo dio resultado. Claro, todo con bastante esmero y corazón”.

Arroyo también se presentará en Los Ángeles, Nueva York, Nueva Jersey y Houston.

Fuente: Terra

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados