Juan Pablo Londoño fue el ganador del ‘Desafío, la lucha de las regiones’

114 3

Juan Pablo Londoño, el paisa que se mantuvo hasta el final a pesar de todas las adversidades en el “Desafío, la lucha de las regiones”, fue seleccionado por sus compañeros como el ganador de los 300 millones de pesos.

Y además, fue escogido por el 38% de los colombianos que llamaron para votar por su participante favorito del “Desafío, la lucha de las regiones”, como el jugador más carismático en la competencia. Juan Pablo, recibió emocionado su cheque por 30 millones de pesos y sin pensarlo dos veces, le ofreció a su amigo Juan José Sierra, la mitad de lo ganado.

¿Esperaba el apoyo de sus compañeros y de Colombia para que usted se llevara el premio de 300 millones?

Me siento muy feliz y le doy gracias a mi Dios porque siempre le pedía en cada una de las pruebas que me protegiera, a mi familia que siempre me apoyó y mi hija Juanita.

¿Qué hará con el dinero del premio?

Lo primero será buscar una inversión para proteger a mi hija. Mientras estuve en el Desafío, especialmente en playa baja, me di cuenta de la importancia de tener un techo donde vivir, así que esta será otra de las inversiones.

Hablando un poco de su recorrido por el Desafío, ¿Qué pasó en la prueba más importante para los paisas, la eliminación de grupo?

En esa prueba pasó lo que tenía que pasar. No fuimos contundentes, no tuvimos una buena coordinación, nos confiamos mucho y los demás grupos no sacaron una gran ventaja y el resultado fue la eliminación.

¿Desde un principio usted sabía que iba a representar a los paisas como infiltrado?

No sabía. Para mí fue una sorpresa cuando todo el equipo me dio su confianza y se los agradezco, fue algo inesperado para mí porque ellos mismos tomaron la decisión.

¿Esperaba encontrar tanta afinidad con los Costeños y especialmente con Juan José Sierra?

En ningún momento creí que encontraría a un buen amigo. Cuando Juan José me recibió en el equipo, sentí su honestidad e integridad. Me la lleve muy bien con él, tanto que ya lo invité a Medellín para celebrar este triunfo.

¿Qué pasaba internamente en el grupo de los costeños?

Pienso que las mujeres no estaban muy preparadas para el Desafío. A mi parecer no se prepararon mental ni físicamente para este programa.

¿La mayoría de personas pensaban que los infiltrados iban a salir primero, pero usted y Pedro José Orduz demostraron otra cosa?

Gracias a Dios, los equipos nos recibieron con buena energía y los dos supimos manejar el tema de la convivencia. Yo me sentí parte del grupo, me mostré como soy y los más importante fue el respeto mutuo que nos unió.

¿En la fusión, qué ocurrió con usted y Juan José?

Cuando llegamos a las finales le dije a Juan José que alguno de los dos saldríamos, la situación era muy dura porque éramos los dos contra siete. Además le dije a Juan José que el error que había cometido fue haber mostrado todas sus capacidades ya que los demás lo tendrían como el primero en la lista para eliminar.

¿En qué quedaron luego de la eliminación del costeño?

Con Juan José no tuvimos ningún pacto, pero si le dije que si me ganaba el premio lo iba a tener en cuenta y eso lo tengo en mente porque gracias a él y a los costeños, yo llegué muy lejos.

¿Cómo fue su relación con Jorge Iván, uno de sus más acérrimos competidores?

En el perfil, él mismo dijo que había sido víctima de la rosca paisa y por eso nos tenía rabia. Considero que es una persona muy fuerte, buen jugador y en el desafío a muerte por el cual salió, él se dio cuenta que no hubo trampa, todo fue legal.

¿Qué fue lo más difícil del Desafío?

Aguantar hambre y no tener un techo en donde cubrirse de la lluvia. Algunas veces tuvimos miedo de que un rayo nos cayera encima porque no paraba de llover, especialmente en la noche.

¿Y lo mejor del Desafío?

Además de ganarme los 300 millones, el gran regalo que me dio mi Dios, mi hija Juanita a pesar de no haberla visto en el momento de su nacimiento, saber que había llegado bien al mundo me produjo mucha alegría.

¿Cómo fue el recibimiento de su familia?

“Muy feliz, sobretodo cargar por primera vez a mi hija fue lo mejor y además ver tantas personas que lo apoyan a uno y agradecerle a mi Dios porque tengo a toda mi familia completa”.

¿Qué enseñanza le dejó el Desafío?

Hay personas que no tienen que comer ni un techo para vivir. Aprendí en el Desafío a valorar todo lo que está a mi alrededor.

Fuente: Canal Caracol

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.