Kathryn Bigelow fué la primera mujer en ganar el Oscar de dirección

La cineasta Kathryn Bigelow se convirtió este 7 de marzo en la primera mujer en la historia de los Oscar en lograr la estatuilla en la categoría de mejor dirección gracias a su trabajo en la cinta The Hurt Locker. Bigelow, de 58 años, se impuso en la disputa por el premio a su ex marido James Cameron, con quien estuvo casada entre 1989 y 1991, que competía con la taquillera Avatar.

En total The Hurt Locker fue la gran triunfadora de la noche con 6 estatuillas (edición, guión original, edición de sonido, mezcla de sonido, mejor película y dirección).

Cameron había superado en la última ceremonia de los Globos de Oro a Bigelow, pero existía bastante consenso entre los analistas sobre que la cineasta se alzaría con el Oscar, después de que fuese reconocida como mejor realizadora de 2009 por el Sindicato de Directores de EE.UU. Bigelow y Cameron competían con Quentin Tarantino (Inglourious Basterds), Lee Daniels (Precious) y Jason Reitman (Up in the Air).

Bigelow ha sido la séptima mujer nominada al Oscar de dirección, después de Lina Wertmuller (Seven Beauties), Randa Haines (Children of a Lesser God), Barbra Streisand (Prince of Tides), Jane Campion (The Piano), Sofía Coppola (Lost in Translation) y Valerie Faris (Little Miss Sunshine).

Otros aspectos de la ceremonia

La ceremonia, que se realizó en el Teatro Kodak de Los Angeles, poco dejó ver el humor que tanto habían anunciado sus nuevos productores (Bill Mechanic y Adam Shankman), convirtiéndola en una gala sosa en la que los presentadores principales, Steve Martin y Alec Baldwin, sólo animaron unos pocos minutos, sobre todo al principio de la transmisión.

Sin embargo, la gala sorprendió no sólo el éxito de The Hurt Locker, sino con el Oscar que se llevó Sandra Bullock como la mejor actriz principal por su papel en The Blind Side, cinta con la que se convirtió en la primera actriz de Hollywood en superar la barrera de los 200 millones de dólares de taquilla en EE.UU. con un filme protagonizado por una mujer.

Esta había sido la primera candidatura para la actriz de 45 años que se ha enfocado en hacer comedias románticas. Bullock se impuso a Meryl Streep, (Julie & Julia), Helen Mirren (The Last Station), Carey Mulligan (An Education) y Gabourey Sidibe (Precious: Based on the Novel ‘Push’ by Sapphire).

Otra de las grandes maravillas de la noche fue cuando Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino le entregaron al cineasta Juan José Campanella el Oscar a mejor película extranjera por El Secreto de sus Ojos.

Esta cinta argentina que cuenta la historia de un empleado de un juzgado retirado obsesionado con un crimen cometido hace 25 años y que trata de hallar al culpable superó a la más opcionada, La Cinta Blanca (The White Ribbon) de Alemania, así como a La Teta Asustada de Perú, Un Profeta (Un Prophète) de Francia y a la israelí Ajami.

Un Oscar que no causó mucha sorpresa, pues era el gran favorito, fue el otorgado a Jeff Bridges como mejor actor principal por su actuación en Crazy Heart, superando a George

Fuente: El Espectador

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados