Katy Perry no quiere a terceros hablando sobre su divorcio

110 0

La cantante ha desautorizado a cualquiera que intente hablar en su nombre en cuanto al tema de su divorcio o cualquier otro tema. Esto incluye a su familia. El comunicado, puesto en Twitter, dice lo siguiente: “En cuanto a los chismes, quiero ser bien clara en que nadie habla por mí. Ni un blog, revista, ‘fuentes cercanas’, o mi familia”.

Para sus admiradores, sin embargo, tiene palabras más cariñosas. “Estoy tan agradecida de todo el amor y el apoyo que he tenido de la gente alrededor del mundo. Ustedes han alegrado mi corazón de nuevo”.

Realmente este mensaje debe interpretarse como uno dirigido a sus padres, ambos pastores evangélicos, porque han sido ellos los que últimamente han estado comentando sobre su hija desde el púlpito de su iglesia. La madre de Katy incluso llegó a decir que su divorcio fue un regalo de Dios.

Otro comentario, bastante fuera de lugar por cierto, lo hizo también su madre en la misma iglesia cuando se atrevió a decir que el escándalo del divorcio había sido un medio que utilizó Dios para atraer más feligreses a su iglesia. Esperemos que los padres de Katy Perry hayan entendido la indirecta de su hija y dejen de utilizarla como tema de sus sermones y fuente de ingresos.