Kris y Kim antes de su boda

Menos costosa que la boda de 10 millones de dólares, pero quizá menos glamoroso será el proceso de divorcio que Kim Kardashian enfrentará con su ex, Kris Humphries, quien le pedirá 7 millones de dólares por devolverle su libertad.

De acuerdo con el portal TMZ, será el basquetbolista quien entablará una demanda, de forma discreta, por abandono de hogar. La socialité, dicen, ya está informada, pues los abogados de su ex pareja le advirtieron que, de no firmar, harán un juicio público y escandaloso que no le conviene porque podrían divulgar las razones por las que se separaron.

Sin embargo, otros opinan que Kris no tiene suficientes argumentos para ganar, además de que su abogado es originario de Minnesota, porque éste debe ser de California y la ley no permite litigantes de otros estados.

Allegados a Kardashian, quien está representada por una experta en litigios de celebridades, aseguran que no está dispuesta a compartir ni un dólar de los 18 millones de dólares que se embolsó con la venta y otras actividades de su boda, puesto que el deportista también ganó una parte de los derechos de transmisión y la publicidad que generó su enlace.

De ambos dependerá que su paso por la corte dure menos que los 72 días que estuvieron casados y cueste menos de lo que invirtieron en la boda.

Y mucho menos, que la también modelo ponga en riesgo el Ferrari 458 (valuado en 300mil dólares) que acaba de comprarse a su regreso de París y que presumió circulando por las calles de Sherman y Oaks, en Los Ángeles. Info eluniversal.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados