La fiesta del Chivo, estreno el 29 de febrero en Bogotá

La terrible herencia de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana. Una película de Luis Llosa sobre novela histórica de Mario Vargas Llosa.Al regresar a su natal Santo Domingo, capital de República Dominicana, en 1992, Urania Cabral se ve obligada a hacer una visita que ha postergado por 30 años, ante el estupor de su familia. Casi por obligación, vuelve a estar frente a su padre, Agustín Cabral, quien un día fuera reconocido como el asesor de mayor confianza del dictador Rafael Trujillo, conocido popularmente como ‘el Chivo’.

El viejo, ahora es apenas un despojo. Urania casi no logra reconocer al tipo calvo y mueco que apenas logra respirar. A un paso de la muerte, el anciano permanece inmóvil, con la mirada en el infinito, incapaz de pronunciar palabra. De sus labios a duras penas emergen grotescos sonidos guturales.

En un pasado que ahora parece inexistente, Agustín Cabral fue conocido como ‘Cerebrito’, llegó a ser presidente del Senado y fue la mano derecha de Trujillo, en sus épocas de mayor crueldad. Aprendió a estar de acuerdo con cualquier canallada que imaginara Trujillo, convirtiéndose en su cómplice silencioso.

Pero cuando el poder de la ignominia le hizo levantar la cabeza y expresar su desacuerdo con el proceder del dictador, perdió súbitamente la confianza del malvado y cayó en desgracia, llegando a incurrir en un comportamiento indigno para cualquier padre, y mucho más para él, quien siempre tuvo a su hija Urania como la luz de sus ojos. Quizá hubiera hecho cualquier cosa por recuperar el apoyo del ‘mandamás’.

En aquellos mismos días, Amadito, Antonio de la Maza y otros conspiradores planeaban acabar con la vida del Chivo, acribillándolo en su Chevrolet, y terminar así, tras tres décadas de feroz dictadura, con uno de los dictadores más crueles y sanguinarios de América Latina.

Una Urania incapaz de olvidar es la que está ahora parada frente a los despojos que quedan de lo que fue su padre. Por fin ha vuelto para cerrar un inconcluso capítulo de su vida. Por fin ha logrado dar la cara a su familia, su tía y sus primas, para explicar su conducta al parecer incomprensible, que se ha traducido en una indiferencia y silencio por años, hacia su padre Agustín. Por fin quiere elevar un grito con el fin de lograr estabilizar su espíritu y alcanzar una relativa calma para su existir.

La Fiesta del Chivo es también la historia de unos hombres que dieron su vida para acabar con una de las tiranías más sangrientas de la historia reciente de América Latina (1930- 1961). Su epopeya y la de Urania se entrelazan en un intenso caleidoscopio de amor, odio, muerte y violencia.

Una película épica y muy humana, basada en la apasionante novela de Mario Vargas Llosa, en la que un terrible drama personal se combina con la trama de una conspiración política, una gesta histórica y un trágico final que marcó una nueva era en el devenir histórico de República Dominicana.

Fuente: Prensa septimo arte

Related Post