La hermana de Britney se va de fiesta pese a estar embarazada

Jamie Lynn Spears, hermana de la cantante Britney Spears, que a sus 16 años hizo noticia por su embarazo, invitó a unos amigos a ver el Super Bowl. Esto no tendría nada de extraño de no ser por que la joven y el supuesto padre del bebé, Casey Aldridge, estuvieron comprando alcohol.

Según informó 20minutos.es, la protagonista de "Zoe 101" y Aldridge compraron las bebidas alcohólicas en una tienda donde se expende alcohol los domingos. Ninguno de los dos actores tiene la edad permitida para beber por lo que presumen que usaron una identidad falsa.

"Estaban todos riendo. Se les veían realmente felices y emocionados de estar en esa casa", aseguró un testigo.

Cabe recordar que la noticia del embarazo de Jamie Lynn no cayó nada bien en la familia Spears, pues Britney se encuentra en medio de una serie de problemas que la han llevado a estar dos veces internada en una clínica.

Fuente: 24horaslibre.com 

Otros links relacionados