La historia de una ‘guaca’ es llevada a la pantalla grande

100 0

El director de cine Rodrigo Triana ha presentado hoy ante los medios de forma oficial, la finalización de su cinta “La Guaca”, en la que plasma uno de los casos judiciales y militares más sonados de los últimos años. Rodrigo Triana es el director de una historia que sin lugar a dudas será una película para ver y comentar, tanto por el tema como por su realización. En el año 2003 la opinión pública se vio sorprendida cuando más de 100 militares colombianos fueron culpados de robar el contenido de un allanamiento. Durante tal diligencia, los militares encontraron una gran cantidad de dinero que era propiedad de la guerrilla de las FARC y el cual repartieron de acuerdo a rangos y posiciones dentro del batallón que estuvo involucrado.

Durante esta semana, el caso ha sido judicializado formalmente y al mismo tiempo, coincidencialmente, se ha comenzado la promoción de la película. Se dice que la primera función de la cinta será vista por el reelecto presidente Alvaro Uribe y su comité asesor.

El caso, conocido popularmente como “La Guaca”, inspiró varios libros que detallaron los acontecimientos y cómo los involucrados usaron el dinero para comprar ropa de marca, vehículos todoterreno o sencillamente lo despilfarraron en bares y prostíbulos.

Rodrigo Triana aprovechó la actualidad del tema para filmar una película titulada “Soñar no cuesta nada”, que está próxima a estrenarse, basada en esos hechos y en los testimonios de varios de sus protagonistas. La adaptación del guión es de Jorg Hiller y la producción general estuvo a cargo de Clara María Ochoa.

Parte de la historia es conocida por la opinión pública naciaonal, cuando los militares fueron descubiertos por su afán de mostrar lo conseguido tan pronto llegaron a sus bases estrenando atuendos costosos y vehículos último modelo. El hecho aparte de producir risa y desconcierto entre la opinión fue suficiente para crear en torno a ella todo un mito y una buena historia.

Durante esta semana se ha comenzado el juicio a los militares capturados y se presume que hasta dentro de dos meses se habrá escuchado el testimonio de todos los implicados. Por ahora, el caso será nuevamente sonado por el estreno de la cinta y su paso por los estrados.

De la fortuna original sólo se recuperaron el equivalente a unos 650.000 dólares, sin embargo, se estima que la fortuna repartida por los militares pudo haber ascendido a más de 45 millones de dólares.

La zona donde fue hallado el botín es un bastión de la guerrilla izquierdista de las FARC, que obtiene millonarios ingresos por el narcotráfico, los secuestros y las extorsiones.

Ficha técnica y artística
Guión: Jorg Hiller
Dirección: Rodrigo Triana
Producción general: Clara María Ochoa
Sonido: Cesar Salazar
Cámara: Sergio García
Director de fotografía: Sergio García
Director de arte: Gabriela Monroy
Reparto: Manuel José Chávez, Juan Sebastián Calero, Carlos Manuel Vesga y Sebastián Martínez
Costo del proyecto: $ 882.462.750 (US$ 384.000)
Estímulos recibidos: $250 millones en la Modalidad de Producción de Largometrajes del FDC, 2005. $120 millones de estímulo automático en la Modalidad de Posproducción del FDC, 2005.
Casa productora: CMO Producciones S.A., Clara María Ochoa Domínguez. Teléfono: (571) 3462221, Bogotá (Colombia). Correo electrónico: [email protected]

Sinopsis
“Jueputa, somos ricos” fue el grito que se oyó en la mitad de la selva cuando Perlaza descubre enterrada una caleta de las FARC con mas de cuarenta y seis millones de dólares.
La historia basada en hechos reales ocurridos en Colombia en Mayo del 2003, narra los sueños y aventuras de Porras, Venegas, Lloreda y Perlaza cuatro de los soldados que conforman el batallón de la compañía de contraguerrillas “Destroyer”. Comienza el desespero cuando se dan cuenta que están totalmente aislados pues el puente, único medio de comunicación con la civilización acaba de ser dinamitado; todo es irónico casi surrealista, los soldados no tienen comida, ni agua, ni papel higiénico pero duermen encima de sus morrales repletos de dólares. Este hallazgo les cambiará la vida para siempre, les permitirá tener lo que han soñado: unos autoridad, poder y respeto, otros ayudar a sus familias y salir de la miseria.

Su gran reto, llegar a la civilización y hacer realidad sus sueños. Mientras tanto, todo pierde sus dimensión, la desesperación, la locura y el delirio se apodera de ellos, protagonizando escenas, desmesuradas, demenciales y absurdas. Finalmente son rescatados venciendo los obstáculos más insospechados, llegan a la civilización pero con el afán de realizar sus sueños, son descubiertos y capturados, más tarde juzgados por “traición a la patria”.

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados