La Media Torta llega a su aniversario número 68 este domingo

52 0

Con música colombiana y parrando llanero este domingo 27 de agosto el Instituto de Cultura y Turismo celebra los 68 años de creación de la Media Torta, el principal centro de la cultura popular del País. La fiesta comenzará a las 12:00 m con el grupo de música folclórica La Siembra, Llanerísimo: Grupo Infantil y Juvenil de Música Llanera del Centro Cultural Llanero, Llaneros Show Luna Roja y el Trío Nueva Imagen.
Media Torta. Calle 18 No. 1-05 Este
Domingo 27 de agosto. Hora: 12:00 m Entrada Libre

Historia de la Media Torta

En las primeras décadas del siglo XX, Bogotá crecía de manera desordenada. Las migraciones de personas del campo a la ciudad se multiplicaban gracias a una esperanza depositada en los nuevos procesos de industrialización. Como centro de atención, la Capital acogía habitantes que no tenía donde acomodar, por lo que empezaban a marcarse fuertes diferencias en la población en cuanto al acceso a bienes materiales y culturales.

En 1936, durante el mandato del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán, y con ocasión del IV Centenario de la Capital, se planearon en Bogotá múltiples actividades para contribuir con una expansión ordenada. Dentro de este plan se pensó en la fundación de un teatro público y gratuito que cubriera las necesidades de recreación de los nuevos
habitantes.

Siendo Alcalde Municipal el señor Gustavo Santos, el Consejo Británico obsequió a la Ciudad la construcción de un teatro en un terreno anteriormente adquirido por el Municipio. Así, el 13 de agosto de 1938 (en un acto al que asistieron, entre otros, el Presidente de la República Eduardo Santos, los ministros del gabinete, los miembros del cuerpo diplomático y consular de Inglaterra e importantes personalidades de la colonia inglesa residente en Bogotá) se le entregó oficialmente a los bogotanos el Teatro al aire libre “La Media Torta”, por medio del señor Mr. Pascke Smithm, ministro de Inglaterra. En sus inicios, la Media Torta era casi el único escenario de recreación y esparcimiento para las clases obreras y los vecinos del sector, quienes asistían masivamente todos los domingos a presenciar los diferentes programas artísticos y a participar en las transmisiones radiales en directo que se hacían en ese entonces.

A través del tiempo, y contra todas las adversidades físicas, este escenario se fue consolidando como una de las mejores alternativas de oferta cultural para el sector popular de la Bogotá moderna.

Entre principios de los años 60 y finales de los 70, se convirtió en un espacio idóneo para la presentación de los más importantes y reconocidos artistas internacionales que eran contratados para hacer conciertos en nuestro país, entre los que se cuentan: Celia Cruz, Julio Iglesias, Leonor Gonzales Mina, Piero, Raphael y Nelson Ned. Durante los años siguientes La Media Torta entró en un largo período de recesión, en el cual, además del visible deterioró de su planta física, se resquebrajó progresivamente su imagen entre la ciudadanía.

En el año de 1978 se conforma el Instituto Distrital de Cultura y Turismo, quien replantea los esquemas de programación del Teatro y remodela en 1981 sus instalaciones, aumentando su capacidad de 3.000 a 10.000 espectadores.

A pesar de los significativos resultados de este nuevo proyecto, entre los que se encuentran la permanente afluencia de público los fines de semana a los eventos culturales, la apertura de nuevas franjas de programación y la notable recuperación de la planta física, la Media Torta continuó siendo un espacio subutilizado. La dificultad de acceso, la inseguridad del sector, la insuficiencia de servicios, la heterogeneidad de criterios de programación y la escasa difusión de los eventos, dificultaron el óptimo aprovechamiento de este importante escenario de la Capital.

Entre 1997 y 1998 el Instituto de Cultura y Turismo asume de nuevo el reto de fortalecer y revalorizar la imagen de la Media Torta, con el animo de convertirla en un escenario competitivo y en un proyecto cultural sólido y adecuado para las necesidades de la Ciudad y el País. Desde entonces, el proyecto comprende tanto el desarrollo de actividades en pro del fomento y la promoción de las diferentes manifestaciones artísticas regionales y urbanas, como la dinamización de procesos que contribuyan al reconocimiento y respeto por la diversidad cultural.

Fuente: Prensa Cultura y Turismo

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados