La Nana Mágica, de estreno este 7 de abril

78 0

Y allí estaba – la nana Matilda – con su cabello recogido en la parte de atrás de la cabeza, su rostro redondo y dos pequeños ojos negros. ¡Y su nariz! – ¡Su nariz era como dos papas! – Christianna Brand
Las cosas que se aman siempre son bellas. -Proverbio noruegoTítulo original: Nanny McPhee
Director: Kirk Jones
Escrita por: Christianna Brand, Emma Thompson (Guión)
Género: Comedia / Familiar
Reparto: Emma Thompson, Colin Firth, Kelly Macdonald, Celia Imrie, Derek Jacobi
Producción: Tim Bevan, David Brown, Liza Chasin
País de origen: USA / UK
Año: 2006

Los siete hijos del Sr. Brown – Simon, Tora, Eric, Lily, Christianna, Sebastian y la bebé Aggy – bien pueden ser los niños más desobedientes en la historia del mundo. La madre de los niños falleció hace un año pero Adelaide, la dominante tía del Sr. Brown que lo ayuda económicamente, lo ha amenazado con quitarle su mensualidad a menos que vuelva a casarse en menos de un mes. La prisión por deuda le espera si no lo hace y el futuro de los niños sería inimaginable; el señor Brown decidió no comunicárselo a los niños pero ellos lo descubren y asumen que a su padre le importa tan poco ellos que ni siquiera les dice que van a tener una madrastra.

Como resultado, su comportamiento empeora y sus travesuras hacen que otra nana abandone la casa gritando. Simon, el hijo mayor y cabecilla del grupo, lleva un cuadro que muestra la cantidad de tiempo que les ha tomado deshacerse de cada una de las 17 niñeras que han tenido y la travesura que logró que huyeran.

Al señor Brown le dicen con frecuencia que la niñera que necesita es alguien llamada la nana McPhee pero él no tiene la menor idea quién es ella o dónde encontrarla. “Primero nevará en agosto antes que los problemas de esta familia se arreglen,” dice la Sra. Blatherwick, la fatigada cocinera, a Evangeline, la criada que adora a los niños a pesar de su comportamiento. Lo que la familia Brown necesita es un milagro. Y lo que obtienen es a la nana McPhee.

Una noche, mientras los niños siembran el caos en la cocina de la Sra. Blatherwick, en la puerta principal se presenta la legendaria nana McPhee – una austera y poco agraciada mujer cuyos rasgos incluyen una nariz bulbosa, dos repulsivas cejas peludas unidas en el medio, un par de verrugas con vellos y un diente fuera de lugar grande y roto.

El Sr. Brown tiene sus dudas sobre esta persona que se supone que él necesita pero es incapaz de contestar satisfactoriamente a sus preguntas sobre los niños. “¿Dicen ‘por favor’ y ‘gracias’? pregunta ella. “¿En qué contexto?” pregunta él en voz baja. La nana McPhee da su diagnóstico – “Sus niños me necesitan.” – y se dirige a la cocina donde encuentra por primera vez a los traviesos miembros de la familia Brown. Los niños quedan momentáneamente sorprendidos por esta criatura tan fea pero pretenden no verla o escucharla y con desafío deciden “jugar en la cocina toda la noche”.

Pero un solo golpe del bastón mágico de la nana McPhee lo cambia todo. Súbitamente las payasadas de los niños aumentan de velocidad más allá de su control y entonces comprenden que tendrán que jugar en la cocina toda la noche, quieran o no, a menos que le pidan a la nana McPhee que los deje parar. Una lucha de voluntades se lleva a cabo entre Simon y la nana McPhee para ver si él dice o no ‘por favor’, pero cuando parece que él está a punto de volar la cocina y hervir a Aggy, Simon cede y pronuncia la palabra que nunca dice. Y lo hace cortésmente.

En un instante, la cocina queda completamente limpia y ni la cocinera, ni Evangeline recuerdan el caos o la magia que han presenciado. Pero los niños sí recuerdan y los menores se preocupan de que pueden haber encontrado la horma de su zapato.

Cuando la nana McPhee se presenta en su recámara, ellos le dan una serie de nombres groseros en vez de sus nombres reales para demostrar que ella no puede asustarlos. Pero la nana McPhee ya sabe sus nombres y antes de abandonar la recámara les dice su credo: “Mientras me necesiten pero no me quieran, tengo que quedarme. Pero cuando me quieran pero ya no me necesiten, entonces tengo que irme.” “Nunca te necesitaremos,” dice Simon, desafiante. “Entonces nunca me iré,” contesta serenamente la nana McPhee y desaparece escaleras abajo.

En los días que siguen, los niños descubren que cualquier travesura que hagan será usada en su contra por la nana McPhee, quien parece disfrutar dándoles una cucharada de su propia medicina. Mientras tanto, una nueva complicación aparece para el Sr. Brown cuando la Tía Adelaide llega y anuncia su intención de llevarse una de sus hijas a vivir con ella. Los niños escuchan el plan y se rebelan vistiéndose como los animales de la familia con las mejores prendas de las niñas, con la esperanza que la miope anciana se lleve un animal en vez de una de sus hermanas. Pero cuando la Tía Adelaide espía a una de las verdaderas hermanas Brown y la agarra, los niños comprenden que no les queda otra alternativa que pedir ayuda a la mujer que les dijo que estaría lista cuando ellos la necesitaran.

La nana McPhee accede a su súplica y distrae a la Tía Adelaide haciendo que el burro de la familia baile. Pero ese respiro es sólo momentáneo y ella le repite a los niños que una de las niñas tiene que estar en el carruaje de la Tía Adelaide cuando ella se marche. Pero las niñas Brown contestan con un sorprendente egoísmo y le toca a Simon salvar la situación al pedirle a Evangeline, quien sueña con ser una mujer educada, que se vaya con la Tía Adelaide. El cambio se realiza, las niñas están a salvo y los niños comienza a reevaluar a esta niñera que ellos pensaban era su enemigo. También observan que algo muy misterioso está sucediendo. A medida que ellos aprenden las lecciones de la nana McPhee, su aspecto comienza a cambiar. Las verrugas desaparecen, la nariz se hace más pequeña y la única ceja se convierte en dos. ¿Ha cambiado ella en realidad? ¿O es únicamente la actitud de ellos hacia la niñera lo que se ha transformado?

A medida que la fecha para contraer matrimonio puesta por la Tía Adelaide se aproxima, el Sr. Brown a regañadientes invita a tomar el té a la estrafalaria Sra. Quickly, una mujer tan desesperada por él que le coqueteó durante todo el funeral de su tercer esposo. Simon trata de conversar con su padre sobre la Sra. Quickly pero cuando su padre no lo escucha, el niño busca a la nana McPhee para que lo ayude. A pesar de que ella rehúsa ayudarlo directamente, acepta no interferir si los niños intentan ahuyentar a la Sra. Quickly.

La Sra. Quickly llega y las jugarretas comienzan. Un sapo en una tetera, lombrices en sus emparedados, una tarántula colocada sobres sus rizos rubios – todos estos trucos fallan y acercan más al Sr. Brown a la viuda. Finalmente, la Sra. Quickly parte furibunda, segura que el Sr. Brown ha intentado seducirla toda la tarde sin proponerle matrimonio.

Abandonado y sin esperanzas, el Sr. Brown le confiesa todo a los niños y les dice que la familia está a punto de ser dividida. La nana McPhee reta a los niños a pensar que pueden hacer para evitarlo. Los niños van a la casa de la Sra. Quickly y la convencen que regrese donde el Sr. Brown y luego convencen a su padre a que le proponga matrimonio a la espantosa mujer. Esa noche, el Sr. Brown le pide disculpa a los niños por no haber confiado en ellos y ellos le piden perdón por su mal comportamiento.

Ahora son nuevamente una familia feliz, aunque sólo por los pocos días antes de la boda. La nana McPhee le revela al Sr. Brown que él ha aprendido una de las lecciones más importantes: escuchar a los demás. Y nuevamente, su apariencia física para cambiar.
En el día de la boda, parece que los Brown se enfrentan a un difícil dilema. ¿Tendrá el Sr. Brown que casarse con la Sra.

Quickly? ¿Lograrán los niños descubrir por sí solos cómo salvar el día? La magia de la nana McPhee, en combinación con la astucia de los niños, produce una serie de sorpresas jocosas y emocionantes, transformando el temido día de bodas en una ocasión de gloriosa felicidad para la familia y el penoso recordatorio para la nana McPhee que cuando los niños la quieran pero ya no la necesiten, ella tendrá que irse.

Universal Pictures y Working Title Films presentan la comedia de aventuras para toda la familia, Nanny McPhee-La Nana Mágica, protagonizada por Emma Thompson (Realmente Amor, la miniserie Ángeles en América, Sensatez y Sentimientos) en el papel protagónico y Colin Firth (Realmente Amor, El Diario de Bridget Jones) como el Sr. Brown. La cinta es dirigida por Kirk Jones (El Divino Ned) basado en un libreto por Emma Thompson, su primero desde Sensatez y Sentimientos, por el cual obtuvo el Oscar® en 1995, adaptado de la serie de libros de ‘La Niñera Matilda’ por Christianna Brand.

La película es producida por Lindsay Doran (en su tercera colaboración con Thompson, después de Sensatez y Sentimientos y Volver a Morir) y por Tim Bevan y Eric Fellner de Working Title. La cinta es co-producida por Glynis Murray (El Divino Ned). Angela Lansbury (la serie de televisión Reportera del Crimen, Las Travesuras de una Bruja) regresa a la pantalla grande por primera vez en 20 años para interpretar a la Tía Adelaide. La cinta también es protagonizada por Kelly Mcdonald como Evangeline, Imelda Staunton como la Sra. Blatherwick y Thomas Sangster (Realmente Amor) como Simon Brown. Los debutantes Eliza Bennett, Jennifer Rae Daykin, Raphael Coleman, Sam Honywood y Holly Gibbs interpretan a los hijos del Sr. Brown y las mellizas idénticas Hebe y Zinnia Barnes interpretan a la bebé Aggy.

El director de fotografía es Henry Braham. El diseñador de la producción es Michael Howells (Por Siempre Jamás, Un Marido Ideal, la miniserie Shackleton). El diseñador del vestuario es Nic Ede (No Me Iré Sin Mi Hija, Wilde, La Puerta a la Eternidad) y el diseñador del maquillaje y los peinados es Peter King (El Señor de los Anillos). La partitura musical fue compuesta por Patrick Doyle (Harry Potter y el Cáliz de Fuego, Las Chicas del Calendario, Grandes Esperanzas, Sensatez y Sentimientos). Nanny McPhee-La Nana Mágica es una presentación de Universal Pictures que United International Pictures distribuye internacionalmente.

Fuente: United International Pictures

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados