«La primera vez que vi a Nirvana en vivo no eran muy buenos»: Endino

192 0

El diario The Olympia ha charlado con el productor Jack Endino sobre como fue aquella primera sesión de grabación con un grupo que por aquel entonces conocían cuatro gatos: Nirvana.“Cuando Kurt (Cobain) me llamó y me dijo, ‘Si, mi nombre es Kurt y he conseguido que Dale [Crover] de los Melvins me ayude con la batería’, me di cuenta que debía estar bien porque Dale no estaría en una banda mala,” rememora el productor. “Era conocido por ser un buen batería. Tocaba y tenía ahí a varios baterías mirando como tocaba. Otros baterías siempre le estaban examinando. Era divertido.”

Así, acordaron que el 23 de enero de 1988 se reunirían en los estudios Reciprocal Recording de Seattle para grabar su primera demo. Se dice que cuando vio llegar al trío, a Endino le pareció estar ante tres mecánicos más que no ante un grupo de rock. Para él “eran solo otra banda”.

La sesión duró 5 horas pero el tiempo fue productivo. La banda grabó 10 canciones -algunas de las cuales vieron la luz en el disco de caras B y rarezas “Incesticide” y en las subsiguientes cajas y discos de rarezas.

“Hicimos la mezcla ahí mismo y se fueron. En retrospectiva, no son malas mezclas, están bien. Pero podría haber hecho que sonaran un poco mejor. Me gustó mucho el material por eso me quedé con una copia. Les imploré que me dejaran quedarme con una copia de la cinta para que pudiera dejársela oír a la gente porque pensé que estaba muy guay. Pensé que se la daría a algunos amigos míos.”

Esas cintas que fue repartiendo entre sus amigos fueron el detonante de la explosión de Nirvana. Una de ellas con el título de “The Dale Demo” llegó a las manos de la novia de Endino, Dawn Anderson, que escribió una profética crítica en un fanzine: “El grupo está más allá que la mayoría de los mortales en el aspecto compositivo y, aún a riesgo de sonar blasfema, honestamente creo que con más práctica, ¡Nirvana pueden convertirse en algo mejor que los Melvins!”.

Otra copia fue a parar a las manos de Jonathan Poneman, cuyo sello, Sub Pop Records, estaba en pañales. Curioso es que Cobain había repartido la demo a varios sellos de música independiente pero no a Sub Pop. No tardó Poneman en ficharlos para su discográfica.

Tres veces más visitaron Nirvana el estudio de Endino, incluyendo la vez que grabaron el single “Love Buzz/Big Cheese” para Sub Pop y la grabación de “Bleach”, su primer larga duración.

“Empezaron haciendo el disco ‘Bleach’ por su cuenta (antes de firmar por Sub Pop) porque Sub Pop había querido hacer un EP. Estaban muy metidos en lo de hacer EP’s porque, teóricamente, podías darles una lista de precios menor y la gente podía tener más oportunidades con ello. Pero Nirvana no querían hacer un EP, querían hacer un álbum.”

Recuerda el productor que la banda había mejorado desde las primeras veces que les había visto en vivo. Además, ahora tenían un batería permanente: Chad Channing. “Las primeras veces que les vi en directo no eran demasiado buenos. Kurt aún no sabía muy bien como cantar y tocar la guitarra a la vez. Así que su voz en directo no era tan bueno en directo como en estudio porque tenía que intentar tocar las partes de guitarra. Así que se dio cuenta que la clave era componer partes de guitarra más simples para poder cantar mejor.”.

Pese a que Endino reconoce que sabía que eran buenos ni por asomo pensó que podrían llegar a explotar y convertirse en una banda mítica en la historia del rock. “Por supuesto que no lo sabía; ¿quien lo habría sabido?. John Poneman lo pensó en su momento pero…Yo trabajo siempre con buenas bandas y algunas son geniales. Son tan buenas como cualquiera de las que ponen en la radio. Pero el 99 por ciento de las veces eso no significa nada. Quien se convierte en grande y exitoso en este negocio no tiene porqué ver con lo buena que sea la banda. Tiene que ver con muchos otros factores.”

Fuente: Portalternativo

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados