La serie ‘Two and a half men’ perdería a su protagonista

Solo hasta el próximo 17 de mayo se sabrá si la comedia ‘Two and a Half Men’ va seguir al aire. Eso es lo que se dice en Hollywood, pues esa es la fecha en que la cadena CBS presentará sus estrenos de temporada y sacará de la duda a millones de seguidores de la producción protagonizada por Charlie Sheen, de quien se insiste podría abandonar el proyecto que salvó una carrera marcada por los escándalos.

Sheen hace el papel de Charlie Harper en esta serie que cuenta la vida de dos hermanos y el hijo de uno de ellos, pero en la vida real no pasa por su mejor momento. Está a la espera de un juicio por maltrato a su esposa y se dice que estaría pensando dejar el programa para dedicarse de nuevo al cine.

Algunos medios comentaron que la idea del retiro fue una jugada del actor para presionar un aumento de sueldo (gana 850 mil dólares por episodio) ya que la comedia es una de las más vistas de Estados Unidos, pero la misma estrella reconoció en un comunicado que las condiciones para seguir trabajando ya estaban dadas desde antes de sus problemas personales y la exposición ante los medios por la pelea con su esposa Brooke Mueller, que lo acusó de haberla amenazado con una navaja en diciembre del año pasado.

Lo que asustó a sus fanáticos fue el comunicado que emitió antes de la grabación del último episodio de la octava temporada en el que decía: “Si el programa de esta noche es el fin para mí como Charlie Harper, que así sea. Empezaré otro camino. Tomo los 161 programas llenos con un calidoscopio de experiencias increíbles, recuerdos, amistades y gratitud. Quedo humildemente inspirado”.

De ahí se disparó el rumor de la despedida que parece más cercana que nunca. Lo último que se ha ventilado de toda esta telenovela es que los directivos de CBS tienen claro que si Sheen decide no regresar, ‘Two and a Half Men’ se acaba. Por ahora, el actor se ha refugiado en su casa y está a la espera, en julio, de un juicio por violencia doméstica contra Mueller, algo que no es nuevo para él, ya que lo mismo sucedió con su anterior pareja, Denise Richards, quien presentó una acusación por un ataque verbal. Según el portal de entretenimiento TMZ, ese caso, que se conoció hace tres años, podría revivirse en el nuevo proceso que enfrenta el actor.

“No puedo entender esa faceta de él. Siempre ha sido grandioso, un amigo leal y agradable para trabajar”, fue lo que dijo Jon Creer, coprotagonista de la comedia, acerca del mal genio y mala racha que aparece como una sombra para Sheen cada vez que ve el brillo del éxito.

Algo similar sucedió a mediados de los ochenta cuando protagonizó los filmes ‘Platoon’ y ‘Wall Street’ y se perfilaba como el gran talento de una generación, pero un escándalo de drogas y prostitución lo llevó al olvido y las primeras planas de los periódicos sensacionalistas, algo muy parecido a lo que está viviendo ahora.

De lío en lío

Charlie Sheen, hijo del actor Martín Sheen y hermano del también actor Emilio Estevez, se perfilaba como la gran promesa de Hollywood, pero los escándalos por su afición a las armas, las drogas y las prostitutas le cerraron muchas puertas.

Fue amante de actrices de porno (la más famosa, Ginger Lynn, una diva del cine adulto de los 80), en 1989 le disparó accidentalmente a su novia Kelly Preston (ahora esposa de John Travolta) y fue uno de los clientes más fieles de la red de prostitución que manejó Heidi Fleiss para estrellas de cine y famosos del medio.

Fue adicto a la cocaína y alcohólico, aunque en su nueva etapa en ‘Two and a Half Men’ reconoció que se había mantenido sobrio. Sin embargo, se dice que antes de la pelea con su última esposa había reincidido en el consumo de drogas.

Fuente: EL Tiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados