La telenovela ‘Novia para dos’ no es solo risa

118 0

Novia para dos demuestra que RCN hace telenovelas cuidadas y con cariño en dirección, visualidad, diseño de arte, casting y libretos. Son telenovelas que aunque busquen la risa (comedia) y el suspiro (melodrama), lo hacen con guiños de pensar lo social. Telenovelas con propuesta, aunque no tan fáciles de ver como las telecomedias de Caracol.

Novia para dos presenta a un Palomeque doble y su compañía cómico-popular; tiene que demostrar que sí es galán; tiene la pinta, en lo popular lo hace bien, su reto actoral está en cómo logra construir un problemático rico.

A su lado está una mujer con estilo y clase y bella como Manuela González: tiene pinta de estrella, se muestra como tal, se le puede querer desde el melodrama, pero tiene un dejo de lejanía.

El resto del casting está en buen tono: Montero busca otro personaje, bellísima la niña Rentería y bien Natalia Ramírez. Como siempre, el mundo popular está mejor actuado y es más reconocible; lo rico termina siendo de cliché.

La historia se ubica en universos que generan identificación. El mundo optimista de los ‘rusos’ o constructores y los ricos perdidos en sus perversiones y adicciones. Los ricos sufren de sus excesos, falta de valores, envidias y adicciones. Los pobres sufren pero gozan por su solidaridad y buena onda.

Enfrentamiento de clase, pero con ganas de contar algo social, melodrama, pero con tonos de reflexión; comedia, pero para pensar lo popular. La historia está bien diseñada, no escapa del drama de identidades confundidas al nacer y busca la comedia.

Una telenovela que no se ve tan fácil, porque exige pensar en tono social y nuestro televidente quiere facilismo y risa fácil. Vaya paradoja, el Canal RCN mientras le pone realidad a la ficción, le quita realidad a su informativo.

Fuente: El Tiempo