Las nupcias de Elton John

92 0

Aunque no es la primera vez que el artista haga su paso triunfal ante las autoridades para confirmar su compromiso y contraer nupcias, el cantante británico se casó con su novio David Furnish, sumándose a los cientos de parejas homosexuales de toda Inglaterra que aprovecharán una nueva ley para formalizar su relación.Tras una corta ceremonia civil, la célebre pareja salió a la calle y saludó a los cientos de curiosos y periodistas de todo el mundo que habían paralizado las calles de la localidad real de Windsor.

“Gracias”, dijo un radiante John a la multitud, mientras rodeaba con el brazo al canadiense Furnish.

Dos chicas jóvenes se acercaron rápidamente a la pareja y les regalaron una tarta de boda frente al Ayuntamiento, el mismo donde el heredero al trono de la Corona británica, el príncipe Carlos, se unió a Camilla Parker Bowles en abril.

La pareja, normalmente extravagante, sorprendió a algunos expertos al llevar unos tradicionales trajes negros. A la pequeña ceremonia privada sólo asistió un puñado de amigos y los padres de la pareja fueron los testigos.

Esa tarde se celebró una lujosa fiesta para 700 invitados en la mansión de John, cercana a Windsor. La fiesta tuvo invitados famosos que no habían confirmado aún su presencia, tales como Victoria Beckham y el cantante George Michael.

Entre los que enviaron sus felicitaciones estuvo el primer ministro Tony Blair, quien dijo: “Le deseo a él y a David todo lo mejor, y a todas las demás personas que ejerzan sus derechos bajo la ley de uniones civiles”.

“Creo que es un moderno y progresista paso adelante para el país y estoy orgulloso de que lo hayamos dado”, dijo a periodistas en su rueda de prensa mensual.

El cantante de 58 años dijo antes de la ceremonia que sería “el día más feliz de mi vida”. Furnish, productor cinematográfico de 43 años, es su pareja desde hace doce años.

La nueva ley de uniones civiles concede a las parejas homosexuales los mismos derechos de propiedad y herencia que a los matrimonios heterosexuales y les da derecho a acceder a la misma pensión, así como a los mismos beneficios fiscales y de inmigración.

Pero, a diferencia de lo que ocurre en España, Bélgica y Canadá, no es un matrimonio.

“Legislando un sistema de relaciones a dos niveles, el laborismo ha creado, de hecho, una forma de apartheid legal basado en la orientación sexual”, dijo Peter Tatchell, del grupo OutRage!, en su página web (http://www.petertatchell.net).

John, con ventas estimadas en 200 millones de discos a nivel mundial e intérprete de clásicas canciones como “Your Song” y “Candle in the Wind”, se había casado previamente con Renate Blauel en 1984 pero la pareja se divorció cuatro años más tarde.

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados