Lila Downs regresa a Colombia con su banda ‘La Misteriosa’

Por fin regresa a Colombia, la cantante mexicana Lila Downs. Esta vez llegará acompañada de su banda La Misteriosa, para presentarnos un recorrido por sus grandes éxitos. “La cumbia del mole”, “La llorona”, “Paloma negra”, “La cucaracha”, “Perro negro” y “La martiniana” serán algunas de las canciones con las que Lila pondrá a cantar y a brindar a todos sus seguidores en dos únicos conciertos, el martes 31 de agosto en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá, y el 1 de septiembre en el Teatro Metropolitano de Medellín. Noches de tequila, fiesta y fusión, entre rancheras y corridos mezclados con rap, jazz y soul. ¡Salud!

Luego de pisar tierra colombiana hace dos años con un show memorable, regresa a nuestro país Lila Downs, la cantante que revolucionó la música tradicional mexicana, ubicándola en uno de los puntos más altos del “world music”. Acompañada de su banda La Misteriosa, Lila llegará a Colombia como parte de su gira mundial con la que ya se ha presentado en los más importantes escenarios de Estados Unidos, España, Turquía, Hungría, Francia, Alemania, México, Uruguay, Chile y Bolivia, donde se ha robado el aplauso del público y la crítica especializada.

Con su estilo particular, donde mezcla la música tradicional mexicana con el jazz, el blues, el rap y el hip-hop del otro lado del Río Bravo, logrando un sonido vibrante, fiestero y ultramoderno, Lila estará en Colombia acompañada de la banda neoyorquina La Misteriosa que la ha acompañado desde sus inicios. Liderada por su esposo el estadounidense Paul Cohen, La Misteriosa cuenta con la percusión del colombiano Samuel Torres, la batería del chileno Yayo Serka, el bajo del hombre de Brooklyn: Booker King, la guitarra del venezolano Juancho Herrera, el acordeón del neoyorquino Rob Curto, las cuerdas del mexicano Celso Duarte, y el saxo del mismo Cohen.

Así, esta ganadora del Premio Grammy 2005, hija de una indígena mexicana y un cineasta norteamericano, que logró que en su último trabajo discográfico “Ojo de culebra”, su exótica voz se uniera a las de Mercedes Sosa, Enrique Bumbury, Ixaya Mazatzin de Café Tacuba y La Mari de Chambao, presentará dos vibrantes conciertos en Colombia: el martes 31 de agosto en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá, y al día siguiente estará por primera vez en Medellín, en el Teatro Metropolitano. Noches de copa y copa, para “tequiliar”, enamorarse y rumbear.

Única presentación en Bogotá, Teatro Jorge Eliécer Gaitán
Martes 31 de Agosto 8:00 p.m.
Boletería: Desde $80.000 a $180.000
Mayores informes en www.teatronacional.com.co y www.tuboleta.com

Lila Downs

“Me tomó mucho tiempo decidir que quería cantar, necesitaba algo que me motivara,

esa motivación fueron las canciones y las historias de los ancestros, la gente de Oaxacan”.

Originaria de Oaxaca, México, esta cantante mexicana es hija de una indígena mixteca y de un cineasta y pintor norteamericano. Ha vivido la mitad de su vida en México y la otra mitad en Estados Unidos. Dos países y dos culturas que se mezclan en su ser, sus atuendos, su música y su activismo político. Su madre, Anita Sánchez, una mujer indígena cantante de cabaret, le hizo prometer que siempre volvería a los ritmos de su tierra, por ello Lila Downs resalta la música de Mesoamérica, especialmente de las culturas Mixteca, Zapoteca, Maya y Nahuatl, y la mezcla con el jazz, el blues, el rap y el hip-hop del otro lado del Río Bravo. De esta forma se ha convertido en un fenómeno musical que está listo para “tomarse” el mundo, uniendo las culturas, eliminando las fronteras con su extraordinaria voz, y dejando una huella en todos aquellos que la escuchen.

Estudió canto y antropología social en Bellas Artes, de México, música en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, y simbolismo de los textiles tejidos por las mujeres indígenas de Oaxaca. Se ha destacado en presentaciones en conciertos y en festivales de América, Europa y Asia, entre los que sobresalen el Womad (Reading, Inglaterra) y su presencia en la Ceremonia 75 de los premios Oscar, en marzo del 2003, al lado del cantante brasileño Caetano Veloso. Ha sido nominada por la BBC Radio 3 de Londres en la categoría de World Music 2003, e invitada a participar en un concierto en el Zócalo de Ciudad de México con la Lincoln Center Jazz Orchestra, al lado del músico Wynton Marsalis.

Empezó cantando desde niña canciones rancheras, en su pueblo natal. Cantaba en fiestas patronales con diversos grupos de la Mixteca, entre ellos “Los cadetes de Yodoyuxi” y “La trova serrana”, como corista. Más tarde se encontró con el saxofonista Paul Cohen, con el que empezó a componer cumbias y otros ritmos. Él se convertiría en su esposo y director de su banda La Misteriosa.

Su discografía está compuesta por: Ojo de Culebra, 2009; La Cantina, 2006; Una Sangre, 2004 (disco por el que recibió el Premio Folk en los Grammy-Latinos en 2005); Border, 2001; Tree of Life, 2000; La Sandunga, 1999; Azuláo: En Vivo con Lida Downs, 1996 y Ofrenda, 1994. Entre las compilaciones con otros artistas se encuentran: Fados, 2007; The brian Lynch/ Eddie Palmieri Project/ Simpatico, 2007; Homenaje a Pedro Infante, 2007; Tanguitos, los calzones, 2007; The Three Burilas of Melquíades Estarada Soundtrack, 2006; Saudade, Luar Na Lubre, 2005; Lullabies from The Axis of Evil, 2004; Frida Soundtrack, 2002. Uno de sus mayores reconocimientos se lo dio la película “Frida”, que incluyó en la banda sonora algunas de sus canciones, entre las que están “Sopa de Tortilla”, “Las mujeres de verdad tienen curvas”, y “Burn it Blue” (grabada con el brasilero Caetano Veloso); tema que hace parte de la banda sonora de la película Frida, ganadora del Oscar como mejor banda sonora en 2002.

Buscar el alma en la música ha sido uno de los objetivos de Lila Downs como artista. Canta con una increíble y profunda emoción, que hace vibrar a su público. Su sensual y exótica voz han dejado huella, y junto a su poder y pasión los asistentes a sus conciertos experimentan la intensidad, el carácter, un gran show artístico y las canciones de una diva de la música mexicana. Además evidencian la cultura de este país, pues ella hace alusión a ésta no solo con su música, sino también con su vestuario y peinado.

Fuente: Fundación Teatro Nacional

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados