Lindsay Lohan podría perder su libertad condicional e ir a la cárcel

Lindsay Lohan sale esposada del juzgado

La jueza californiana Stephanie Sautner perdió la paciencia con Lindsay Lohan ante los sucesivos incumplimientos de las condiciones de su libertad condicional, y en particular sobre su inasistencia al servicio comunitario que debía cumplir en un albergue para mujeres. La magistrado dijo que la joven actriz había llevado a cabo “una violación tras otra” de su sentencia anterior por el robo de un collar en una boutique, y que si el sistema penitenciario del estado fuese otro “quizás” la hubiera mandado a la cárcel.

Se refería a la situación de sobrepoblación en las prisiones californianas, que ya permitió varias excarcelaciones de la exestrella juvenil de Disney, antes del cumplimiento total de sus penas, relacionadas en su mayoría con una detención en posesión de drogas y varios incumplimientos de su libertad provisional.

Sautner, este miércoles, en un primer momento optó por rebocar la libertad de Lohan y ordenó esposarla. Le impuso una fianza de 100.000 dólares, que según el publicista de la actriz, Steve Honig, fue abonada de inmediato, lo que permitió que ésta pudiera abandonar el edificio en libertad, aunque obligada a comparecer a una nueva vista el 2 de noviembre, en la cual se decidirá si vuelve o no a prisión.

El pasado abril, la misma jueza dictaminó que Lindsay, de 25 años, debía cumplir 360 horas de servicio comunitario sin remuneración en la sede de una ONG, Downtown Women’s Center para mujeres sin hogar. Sin embargo, este miércoles la magistrada le recordó que hasta en nueve ocasiones había cancelado sin justificación las citas que tenía en el centro y “se presentó sólo una vez para irse una hora más tarde”.

Al parecer, por su cuenta, Lohan decidió hacer el servicio comunitario impuesto en la Cruz Roja, pero la jueza le dijo que no fue eso lo que ella le había ordenado en su sentencia, y por tanto no era válido para cumplirla.

Por otro lado, Sautner reprochó a la protagonista de “Machete” su retraso en terminar un curso para cleptómanos y que faltara a sus sesiones de ayuda psicológica al viajar a Europa casi un mes entre septiembre y octubre pasados.

Añadió la jueza que Lohan debía aún cumplir un mínimo de 16 horas de trabajo social en la morgue del condado antes del 2 de noviembre, y que los responsables del centro y el fiscal confirmarán la realización de la tarea encomendada.

Desde 2007 la intérprete de “Chicas malas” se ha visto envuelta en diversos procesos por su afición a las drogas y al alcohol, y a manejar bajo sus efectos. Ha pasado por calabozos, celdas de prisión y centros de rehabilitación, sin mostrar una clara voluntad de responder ante la Ley. Esa rebeldía no la ha ayudado en absoluto en su carrera laboral, y desde su última salida en libertad no ha logrado ningún papel.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados