Lindsay Lohan sin arresto domiciliario

La actriz Lindsay Lohan finalizó su arresto domiciliario después de cumplir 35 días de condena por el hurto de un collar en enero y la violación de su libertad condicional por un delito que se remonta a 2007.

Las autoridades acudieron hasta la casa de Lohan, en el área de Venice, en Los Ángeles, para retirarle el brazalete de localización que estaba obligada a llevar constantemente para confirmar que no abandonaba su hogar sin autorización.

Lohan acudirá hasta un centro de mujeres de Los Ángeles donde realiza trabajos comunitarios por orden judicial.

El pasado mes de enero la actriz se apropió indebidamente de un collar en una joyería de Venice por lo que los dueños denunciaron a Lohan, quien se encontraba en libertad condicional.

Su caso volvió a los tribunales en abril y la juez Stephanie Sautner, de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, la condenó a 120 días de cárcel y a realizar 480 horas de servicios a la comunidad.

Finalmente, la pena de Lohan fue conmutada por 35 días de arresto domiciliario debido a la sobrepoblación en las prisiones californianas y a que los delitos de la actriz eran de carácter menor.

Lohan tuvo que comparecer nuevamente ante Sautner el pasado día 23 después de que las autoridades que llevan su caso informaran que la actriz había dado positivo en un control de alcoholemia a los que se sometía periódicamente.

Sautner consideró que Lohan no estaba obligada a realizar esos test porque la orden judicial que los aprobó expiró en febrero, pero limitó el número de invitados que podía tener la actriz en su domicilio mientras cumplía el encierro para evitar que organizara fiestas.

Lohan fue detenida en 2007 por conducir ebria y el caso se prolongó en el tiempo debido a que la intérprete incumplió en varias ocasiones las condenas impuestas por la Corte.
Fuente: Elespectador.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados