Locomía, el grupo español está de vuelta

Cuarteto bizarro, con hits de casamientos, botas con puntas enormes, coreografías para el horror…Sí, todo eso y más, pero ¿quién pudo olvidarse de Locomía? El grupo español creado en Ibiza allá por los ‘90, que pasearon por cuanto programa argentino los quiso tener, desde Susana Giménez hasta Marcelo Tinelli, está de vuelta.

La semana que viene serán los artistas principales de la Bizarren Miusik Parti en Argentina, con motivo de su quinto aniversario. El viernes 29 estarán en el Teatro (Flores), el sábado 30 en el auditorio Sur (Temperley), el 6 de mayo nuevamente en El Teatro de Flores y el 7/5 viajarán a Córdoba, al Complejo Ferial. Antes de su desembarco porteño, Xavier Font, fundador y alma máter del grupo, habló con La Razón desde España.

Vos ya no subes a escena, ¿es porque con 46 años pesa mucho el traje, las botas y el abanico?
_(Risas). Bueno, he simplificado bastante los trajes eh, antes eran telas enormes y brocatos de tapicerías.

Sí, los trajes parecían cortinas…
_Sí, pues ahora la ropa viene más en el sitio y al cuerpo, la hombrera es más pequeña. Los tiempos cambian, pero Locomía es como es.

¿Qué cambió en todos estos años? Antes los seguían las chicas, ¿y ahora asumen un público gay?

_Locomía es lo que era, y lo que será, la gente cambia, siempre existió la historia y el rollo de que la condición de Locomía entraba por la estética de lo que llevábamos puesto. Ya ves que en Argentina los hombres se pueden casar entre ellos, y son los tiempos que nos tocan vivir. Siempre tuvimos más público femenino que nos ve atractivos. Y nosotros somos “open mind”, si hay chicos gays a quienes les gustamos, pues está muy bien.

Xavier recuerda haber comenzado su carrera a los 17 y a los 26 estar grabando su primer disco con el grupo. “Lo mío era el diseño, la moda, siempre veía todo como desde fuera y cuando me veía dentro no me hallaba. Siempre me he visto como el integrante más feíto.

¿Como fue el nuevo casting?

_A Manuel Arjona lo conocí con 15 años en Estudio 54, es fiel y será fiel a esta historia, y con sus 43 años, es un chaval de espíritu joven como yo, solo que él sigue en escena y yo no. Ferry Frías es un chico de 28 años, con tres discos en su espalda, y siempre lo ví muy Locomía. El siempre ha tenido mucha fe y está encantado con el grupo, tiene el perfil de Francesc Picas, que fue quien me sustituyó. Ricky Arenas, es un conocido amigo de Ferry, y luego está Salva Martin.

¿Qué es ser muy Locomía?

_Es una cuestión del saber estar, del look, estéticamente hablando es un tío elegante, que tenga un físico bastante definido, y obviamente no ser una masa muscular. Para ser un Locomía hay que saber tocar y sentir el abanico, y luego moverlo. Mucha gente siempre pensó que la condición es ser gay, pero no hace falta. Sí que el chico Locomía tiene que tener un refinamiento, altura no menor al 1,80 y lucir bien el atuendo, que yo diseñé en los ‘80.

¿En que te inspiraste?

_La primera vez que fui a Venecia, tuve un flashback. Yo no tengo parientes zapateros y sin embargo hice 500 pares de zapatos a mano, y sin estudiar corte y confección, construí calzados del siglo XII que no sé de dónde saqué. Todo lo que es Locomía nació en estado puro en Ibiza y lo creé yo con mi propia fantasía. Es una moda atemporal, y más que un grupo musical: es una estética que tiene su propia historia, le pese a quien le pese.

Fuente:Lapatilla.com

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados