Los reyes del teatro extremo estarán para el FITB

Instalar un inmenso paralelepípedo interceptado por seiscientos metros de cable en la Plaza de Toros La Santamaría no es tarea sencilla.

Por esa razón, el director artístico del proyecto Kitonb de Italia, Angelo Bonello, y el jefe técnico, Viorel Rosul, estarán en Bogotá del 25 al 27 de enero para supervisar el espacio donde se presentará el espectáculo de teatro urbano a gran escala Carrillón, un montaje que desbordará la imaginación del público capitalino durante el XII Festival de Teatro.

Angelo Bonello, el arquitecto del teatro

No hay escenario imposible para este actor, mimo y acróbata de 39 años nacido en Turín (Italia), cuya filosofía de puesta en escena es el “teatro extremo” basado en las emociones, la luz, los signos y la geometría.

Su vida artística inició desde temprana edad con la exploración del arte abstracto. Más adelante se involucró en el mundo del Techno-Art con el artista Piero Gilardi, y al mismo tiempo empezó a practicar deportes extremos. Toda esta formación, sumada a experiencias en sus múltiples viajes a París, Bruselas, Hamburgo, Moscú, Barcelona, Sevilla, Río de Janeiro y México, lo llevaron a estudiar las artes circenses, al punto de trasladarse a Granada, en España, donde llevó a cabo su experimento interdisciplinario con la compañía de teatro Fura Del Baus.

En 1997, mientras vivía en Roma, conoció a Alberta Nunziante y juntos fundaron la compañía de teatro extremo Kitonb. Desde entonces este proyecto se ha caracterizado por la creación de espectáculos de gran formato al aire libre que verticalizan el espacio en los lugares públicos más sugestivos del mundo, como el Festival Winter City en Toronto y el Luxómetro de Roma (con más de un millón de espectadores), entre muchos otros. Kitonb también creó su propio festival, el Flying City, que reúne a los mejores grupos artísticos del mundo.

Sobre Carrillón

Entre el cielo y el suelo, este espectáculo de teatro urbano a gran escala utiliza un inmenso paralelepípedo interceptado por seiscientos metros de cable que crean una estructura majestuosa que rota y sobre la cual un grupo de acróbatas juegan y crean sorprendentes composiciones visuales en las que se fusionan diversos lenguajes expresivos como danza acrobática, arte figurativo, circo y teatro, mientras los cantos de Rosie Wiederkehr alternados con música electrónica y sinfónica logran un contraste muy particular entre los tiempos modernos y los tiempos ancestrales.

El espacio aéreo se llena de maquinaria en movimiento, gamas de colores y acróbatas que se mueven vertiginosamente al ritmo de un sofisticado diseño sonoro y de iluminación produciendo así el efecto de un inmenso sistema musical aéreo: un carillón.

Carrillón, el vuelo del tiempo, relata la historia de la creación de una nueva especie humana debido al enojo que siente Júpiter hacia la humanidad. En un principio todo es caos y lentamente se separan los elementos y se van distribuyendo entre el cielo y la tierra. Al crearse el tiempo, las estaciones juegan un papel fundamental, el verano trae la decepción y la violencia, el otoño y el invierno llenan la tierra de agua acabando con la raza humana y la primavera trae un nuevo origen prodigioso.

Este montaje estará del martes 30 de marzo al domingo 4 de abril en la Plaza de Toros La Santamaría, a partir de las 8 de la noche.

Del 19 de marzo al 4 de abril de 2010

Fuente:festival de teatro

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados