Luciano Supervielle al detalle

89 0

Luciano Supervielle, productor electrónico uruguayo y parte de BajoFondo Tango Club, presentara su álbum solista en Chile, he aqui una entrevista en la cual el joven artista Uruguayo cuanta al detalle su vida con el tango.

¿Qué tanta relación mantienen tu historia personal, tu infancia en Uruguay y tus continuos viajes a México y Francia con el rumbo que tomó tu música en el último tiempo?

Digamos que bastante, porque conozco mucho la cultura francesa, la cultura rioplatense y también la mexicana, y eso indudablemente se nota. Yo crecí escuchando canciones para niños franceses y crecí también escuchando a Mateo, a Cabrera, a Jaime Roos, y todo eso está dentro de mi cultura. Además el hecho de haber viajado mucho me da una visión un poco más desapegada de lo que es la cultura uruguaya. El hecho de haber vivido en lugares distintos me permite tomar una cierta distancia y no tener ningún tipo de problema filosófico en trabajar una cosa con tanta tradición como el candombe o el tango, y darlo vuelta totalmente. Hoy en día aún viajo mucho y eso me permite ver como desde afuera todos los lugares en los que he vivido, a pesar de conocerlos bien.

¿Percibes desde todos esos lugares el excelente momento que está viviendo la música uruguaya, tanto dentro como fuera del país, gracias a artistas como Jorge Drexler o La Vela Puerca?

Si, y de alguno modo formé parte de la primera generación que comenzó a vivirlo. Yo tocaba en un conjunto de Hip Hop que se llamaba Plátano Macho, donde dimos forma a las primeras movidas de Hip Hop en Uruguay. Y ahí pasó una cosa bastante inédita que es que el uruguayo ha empezado a consumir música uruguaya a nivel masivo. Se empezó a pasar en la radio, cosa que hasta mediados de los 90 no pasaba. Me refiero a lo que tiene que ver con el rock, porque después está toda la cultura del canto popular, que es otra esfera. De pronto bandas uruguayas comenzaron a tener éxito a nivel local, a vender discos y a ser masivas dentro de Uruguay, y eso es relativamente nuevo. Antes había un montón de radios que nunca hubiesen pasado bandas de rock uruguayo.

¿Por que crees que se produjo esto?

Hay una cosa que me parece que sucede con la música uruguaya que es muy importante, que es que se le da muchísima importancia a la originalidad. Siendo un lugar tan chico, si no cuentas con eso, estás muerto. Además en Uruguay hay un porcentaje altísimo de músicos por habitante. Es impresionante.

¿Por qué habiendo iniciado tu carrera en el hip hop decidiste para Supervielle, tu primera producción solista, continuar el camino de Tango electrónico de Bajofondo Tango Club?

Mi disco es todo parte de mi mundo, no hay nada con lo que no me identifique, todo eso es mi música. Ahí se nota que yo escuché Beastie Boys, Dj Shadow y Beethoven, y también se nota que dentro de mi cultura hay artistas como Piazzola y Gardel. Mi música podría también haber ido para otro lado, pero Bajofondo me permitió encontrarme a mí mismo, a través de algo que me parece muy interesante y que no lo veo para nada como una cuestión nacionalista, no es que como soy uruguayo o rioplatense tengo que hacer música que tenga que ver con eso. No va por ahí. Es mucho más una cuestión artística, son elementos musicales que me dan herramientas para hacer una cosa que tenga una personalidad propia.

¿Qué género gana más en esta fusión entre el tango y la electrónica?

Yo creo que esto que está pasando hoy con este fenómeno que llaman tango electrónico es una cosa que tiene razón de ser en este tiempo en el que vivimos. En la música electrónica una de sus principales premisas, al igual que muchas otras músicas, es innovar, decir cosas nuevas, estar reinventándose todo el tiempo. En un momento, cuando surgieron las computadoras y el sampler y los instrumentos propios de la música electrónica, la manera de innovar era negar todo lo que fuera los instrumentos acústicos. En los 80 nunca escuchabas una guitarra acústica o un bongo o una percusión, todo era sintético. Hoy en día eso ha cambiado muchísimo. En los 90s se introdujeron dentro de la paleta de posibilidades de la música electrónica todos los instrumentos acústicos. A su vez la música que no es electrónica comenzó a incluir instrumentos propios de la música electrónica en su música. Hoy en día simplemente se amplió la paleta de posibilidades.

Pero además de la incorporación de estos sonidos, hay un interés cada vez mayor por las músicas regionales.

Claro, la música electrónica está en un estado en el que parte de su búsqueda por renovarse o por innovar está en buscar fuentes de inspiración en las distintas músicas tradicionales del mundo para generar algo nuevo. Es algo que ha pasado por ejemplo en la música brasilera, toda la movida del Drum & Bass que surgió de brasileros que están en Londres, como DJ Markey o XRS. Una cantidad de gente que inventó estilos basados en la tradición brasilera, pero con el lenguaje de la música más actual, de la música electrónica. Ha pasado con la música africana, con la música árabe, ha pasado con un montón de cosas. En Francia lo he visto mucho. Hoy escuchas por ejemplo el último disco de Chemical Brothers y el single es súper turco en su instrumentación. Entonces es un momento natural para que suceda esto de una música electrónica basada en el tango. Pero no creo que estemos frente a lo que es el nuevo tango.

¿Por qué no?

Porque el nuevo tango si apunta hacia la música electrónica puede ser porque un tanguero o compositor de tango se acerque a la música electrónica. Nosotros no somos tangueros, no hacemos tango. Sería muy pretencioso de nuestra parte pensar que estamos haciendo el nuevo tango. El nuevo tango lo tiene que hacer una persona que dedique su vida a hacer tango y eso no soy yo.

Pablo Montenegro de Energy (Chile).
Agradecimientos a Dance Latinoamerica
http://www.dancelatinoamerica.com

Opiniones

opiniones y comentarios

Otros links relacionados