Luego de 18 años, Millonarios volvió a ganar en Cúcuta

Carmelo Valencia
Carmelo Valencia

Con un gol de Carmelo Valencia y una gran muestra de fútbol, Millonarios venció esta tarde al Cúcuta Deportivo en el estadio General Santander luego de 18 años. El partido abrió la quinta jornada del torneo Finalización y significó también para el cuadro “embajador” una victoria en condición de visitante, resultado que no conseguía desde el 17 de agosto de 2008, cuando derrotó al Quindío 1-2 en Armenia.

Cúcuta salió con todo su arsenal en busca del gol y desde los primeros minutos replegó a su rival en el área defensiva y lo presionó todo el tiempo, gracias a esto ocasionó dos buenas jugadas de gol en los pies de Lin Carlos Henry, de media distancia, y Gamarra, un cabezazo en plena área, pero ambas contenidas bien por el arquero contrario. Ya luego el cuadro “albiazul” empezó a buscar su tranquilidad por lo que al recuperar el balón le daba un buen trato y con mucho transporte para así tener la pelota alejada del arco de Córdoba. De esta manera el partido sobre el minuto 20 tenía un dominio compartido.

Pero cuando el visitante atacaba, dejaba sus volantes muy arriba y otorgaba espacios en defensa que sumados a algunos errores en la entrega, permitían que el Cúcuta generara riesgo pero sus remates a puerta iban desviados o no representaban problemas para el ex portero de la selección Colombia.

Pasada la media hora de juego, el cuadro de Luis García tuvo unos minutos de gracia en donde se adueñó plenamente del balón pero carecía de argumentos en ataque, hasta que al minuto 39 se le dio un contragolpe en donde Ciciliano aguantó el balón frente a varios adversarios, esperó la llegada de Carmelo Valencia, que corría desde atrás, y luego le metió un pase perfecto para que “Tutunendo” recibiera ingresando al área y definiera muy bien para convertir el primer y único tanto del partido.

Pasado esto, Cúcuta se fue encima de su rival pero se topó con una defensa ordenada y eficaz que no le dejó las cosas fáciles y solo pasó un susto cuando le quedó el balón servido en plena área a Harrison Otalvaro pero que le pegó muy fuerte y desviado.

Para el segundo tiempo, la entrada de Juan Carlos Escobar en el local le dio más volumen ofensivo, además que Pinto varió su modulo defensivo a solo tres hombres para sumar más en ataque y en provecho que Millonarios solo tenía a Valencia en punta.

Y el recién ingresado se hizo notar más cuando al minuto 50 le dio un gran pase a Otalvaro para que este rematara dentro del área pero lo mandara por fuera, luego Escobar sacó un riflazo al borde del área que Córdoba atajó de manera espectacular sobre su palo derecho  y  a ras de piso.

Al ‘56 los “rojinegros”, que estaban trabajando el empate, vieron como Carlos Gamarra recibía la roja directa por haberle entrado a José Mera de una manera muy fuerte. Con esto, Millonarios le entregó el balón a su rival y se plantó en tres cuartos de cancha para mantener el resultado y así aprovechar cualquier regalo en defensa de un local, que intentaba acomodarse para no sentir el hombre de menos.

Y la fórmula del Cúcuta empezó a sentirse más sobre el terreno de juego porque, a pesar que a veces era desordenando, su entrega y sacrificio fue total en busca del empate. Pasados los 20 minutos ya se veían llegar algunos frutos aunque sin concretar nada cuando los recién ingresados Cesar Arias y Edisson Pinzón estuvieron cerca de anotar, el primero con un remate al borde del área luego de darse la vuelta y quitarse la marca de Mera. El segundo, cuando cabeceó sobre el segundo palo y al piso un centro de izquierda, pero ambos remates controlados por Córdoba que era vital en el esquema defensivo del equipo capitalino.

Faltando 10 minutos, “Pepe” Portocarrero tuvo que derribar a “Tutunendo” Valencia que corría directo al arco local en un contragolpe veloz. El cobro de libre directo fue para Rubén Darío Bustos que mandó el balón directo al palo de la mano derecha de Castellanos haciendo estremecer las tribunas del General Santander.

Y no sería la última para la visita ya que a los minutos finales tuvo varias opciones de contragolpe, la más clara al ’93 cuando Córdoba sacó largo para Sherman Cárdenas, este tocó a Edier Tello y el delantero descontó a un rival para quedar frente al portero rival pero le pegó muy suave y Castellanos atajó.

Con estos tres puntos Millonarios respira tranquilo en la apertura de la quinta fecha y solo deberá esperar al resto de juegos para conocer su posición final en la tabla. Su próximo rival será el Atlético Nacional en el Campín de Bogotá. Por su parte, Cúcuta, que no jugó mal, tendrá que levantar la cabeza cuando repita localía, esta vez frente al Huila, líder actual del campeonato.

Fuente: Golgolgol.net

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.