Luis Miguel ‘El Sol de México’ no brilló en Los Angeles

155 0

Dicen que Luis Miguel ya no brilla como antes, según lo presentes en su última presentacion en el Anfiteatro Gibson. El sol no da la luz del día como antes, dicen que ya está muy viejo y cansado.

Según el diarion de NY, aunque mantiene su calidad vocal, su imagen impecable y esa magia que encanta sobre a las mujeres su show estuvo deslucido. Nada comparado a las presentaciones de algunos años atrás, donde el artista reflejaba una clara dedicación e inversión en la producción de sus conciertos.

Se esperaba una presentación con todos los niveles de calidad, novedoso, creativo. No fue suficiente con que cante bien y tenga un buen respaldo musical. Su interpretación que es lo más intenso en él, esta vez simplemente no lo fue.

Aunque sus seguidoras —en su mayoría— gritaron, se emocionaron, cantaron la mayoría de sus canciones y algunas vibraron de emoción, no fue un contagio masivo.

Apareció en escenario como ya es costumbre verlo: elegante, con un impecable traje oscuro y su inconfundible hermosa sonrisa. Su rostro tostado no esconde los 40 años de edad ni su figura, los kilitos de más.

En el primer segmento de la noche interpretó algunos temas de su nuevo disco como Mujer de fuego y con Suave al inició, intentó poner en ambiente a los asistentes, que en esta ocasión no abarrotaron el Gibson.

Luego de saludar a la audiencia, les agradeció el acompañamiento y también destacó el trabajo de sus músicos.

“¿Cómo están? Gracias por estar conmigo… gracias por la oportunidad”. Fue de las pocas frases que mencionó.

Cantó boleros: Tres palabras, Sabor a mí, Contigo en la distancia. Luego, lo mejor de la noche, cuando interpretó a dueto con Frank Sinatra, apoyado de la tecnología digital, el tema Come Fly with Me, grabación que realizó en 1993.

En dos enormes pantallas gigantes, el rostro de Sinatra se reflejó en ella. Y sin poner en duda los alcances de sus cuerdas vocales, hizo una muy buena interpretación del tema.

Las piezas de la década de los 80 y 90, fueron sin duda, las que más animaron al público. La incondicional, O tú o ninguna, Palabra de honor, Entrégate, fueron coreadas y aplaudidas.

En un cambio de vestuario, un poco más relajado, ya sin saco y corbata, y con su camisa negra desabotonada —en donde se pudo observar su figura regordeta—, Luismi cantó Decídete, Muchachos de hoy, Cuando calienta el sol, entre otras.

Esa noche ya no corrió de un lado a otro del escenario. Ya no sudó tanto como en otras ocasiones, ni tampoco “hechizó” con sus exóticos movimientos al bailar.

El público esperaba su aparición con mariachi pero, en esta ocasión no lo incluyó en el show. Terminó el concierto. Se fue y los asistentes esperaron nuevamente su aparición en escenario. Regresó solo para interpretar Labios de miel. Las luces se apagaron y aunque pidieron más “El Sol” ya no salió

Fuente: enelbrasero.com