Madonna inaugura en Ciudad de México su gimnasio “Hard Candy Fitness”

Con una clase de baile para 25 privilegiados Madonna abre este lunes en un exclusivo sector de Ciudad de México la primera sede de la red mundial de gimnasios Hard Candy Fitness, con la cual la diva del pop entra como empresaria en el negocio de la actividad física.

La inauguración del gimnasio, ubicado en una confortable edificación de tres pisos y con cerca de 3.000 m2 de instalaciones en el barrio Lomas Altas, es el punto central de una visita de menos de seis horas de la cantante a la capital mexicana y que concluirá con una fiesta.

“Ella misma escogió a los invitados especiales, le enviamos una lista con sus fotos y su perfil”, explicó a periodistas Chris Dedicik, director del proyecto y socio de la cantante en la empresa.

Unas 700 personas han sido invitadas, la mayoría son los socios del nuevo gimnasio que han pagado una suma aún no revelada por su membresía. El resto del grupo es conformado por invitados y autoridades locales, encabezadas por el alcalde de izquierda de Ciudad de México, Marcelo Ebrard.

La cadena de gimnasios Hard Candy Fitness, manejada en una sociedad conformada por Madonna, su manager Guy Oseary y el grupo New Evolution Ventures de Dedicik, espera abrir en los próximos meses diez nuevas sedes en ciudades de Rusia, Brasil, Argentina y en otros países de Europa y Asia, que no fueron mencionados.

Dedicik dijo que, entre varias opciones para abrir la primera sede, Madonna optó por Ciudad de México durante su última gira realizada en 2008. “Ella quedó encantada con la ciudad y con la calidez de su gente”, estimó.

Grandes fotos de la artista adornan la sede de la edificación. Una de ellas es una versión gigante de la portada de su más reciente disco ‘Celebration’, otra es un vitral que muestra su rostro repetido y con colores fuertes, al estilo de las famosas obras del artista pop Andy Warhol.

“Harder is better” (Más duro es mejor) es el lema del establecimiento, pintado en una pared, frente a un complejo de máquinas para realizar abdominales.

“Madonna ha supervisado cada uno de los pasos que damos y ha estado personalmente involucrada en múltiples decisiones. Su toque está en todo: en las imágenes, los colores, los aparatos”, explicó Dedicik, tras un recorrido con periodistas por la sede.

El bono para afiliarse al gimnasio costará unos 10.000 pesos mexicanos al año, unos 800 dólares, e incluye el pago de las primeras dos mensualidades.
Fuente:Elespectador.com

Otros links relacionados