Marcela Carvajal vuelve a la Televisión Colombiana

Después de casi tres años de ausencia de la televisión, la sicóloga y actriz regresa para participar del programa ‘Las Santamarías’.

Luego de tener dos hijas en poco tiempo, estuvo tentada a dejar la televisión, pero, cuando le ofrecieron este personaje en una producción en la que la carga protagónica recae también en otras mujeres, recapacitó.

Ahora, Carvajal divide su tiempo entre la crianza de Cristal y Luciana, las clases que dicta como entrenadora de ejercicios para mujeres en embarazo, la elaboración de camisetas que lanzará con su esposo, Beto Gaitán, y este proyecto.

¿A qué se dedicó después de Hasta que la plata nos separe?

A cuidarme el embarazo de Cristal, luego hice dos proyectos cortos con Fox y una temporada de Monólogos de la vagina.

¿Por qué fue criticado su personaje en Melodrama?

Por el día del estreno. La obra estaba incompleta. Faltó experiencia en la dirección y tiempo. Pero creo que la crítica hubiera sido distinta si hubieran visto la obra cuatro días después.

¿Qué pasó con la cinta Locos?

Fue una experiencia espectacular. Vamos a ver qué pasa cuando salga, pero fue increíble hacerla.

¿Cómo se sintió en el papel de demente?

Fue repasar mi experiencia cuando trabajé con sicóticos. Recordé los pacientes con los que hablé, fue un recorrido por mi otra pasión.

¿Le hacía falta hacer TV?

Sí y no. Quería una producción como la que acepté, que fuera interesante, con muchos tonos, divertida y entretenida de hacer. Que hubiera más protagonistas alivió las cargas y eso fue importante.

¿Qué papel jugará en Las Santamarías?

Es la historia de cuatro mujeres en situaciones distintas. Son abogadas y muestran la problemática de cada una en cada faceta de su vida y en distintas edades.

¿Se le pasó por la mente retirarse de la televisión?

Sí. Creo que por el bien de todos, las producciones han entendido que hay que trabajar con horarios justos y jornadas justas. Cada vez están más comprometidos para cumplirlo.

¿Le dirá no a proyectos que comprometan mucha piel?

No. Eso nunca ha sido un impedimento, mientras tenga que ver con la historia. Mientras tenga una explicación no hay problema.

¿Se sigue sintiendo igual de bella?

Sí, me siento distintamente bonita.

Fuente: El Tiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.