marcelo-dos-santos-amo-de-casa-400-400pMarcelo Dos Santos llegó de Argentina en 1995 y lo hizo quedarse la calidez de los colombianos, después el matrimonio y luego un hijo. Su primer papel en Colombia fue como antagonista en la telenovela El manantial y ese fue el comienzo de una carrera exitosa en nuestro país.

Poco a poco fue consolidándose como uno de los villanos más queridos y odiados de la televisión colombiana, por papeles como el de Gustavo Andrade, personaje que interpretó en la novela Juegos prohibidos. “Ha sido el de mayor vuelo interpretativo y exigencia.

La intensidad permanente de sus intervenciones era agotadora”, asegura el actor. Recientemente, lo vimos actuando en la telenovela Amor en custodia, donde encarnó a Alejandro, un hombre atractivo, ejecutivo, elegante y mujeriego, sin metas en la vida, esposo de Paz Delucci, papel interpretado por la actriz Alejandra Borrero, con quien siempre quiso compartir escenario. “Fue muy gratificante.

Aunque es la segunda oportunidad en la que trabajo junto a Aleja, la primera fue en Perfume de agonía. Ella es muy generosa actoralmente, espontánea y orgánica ciento por ciento”, añade el argentino.

Hoy regresa a la pantalla con ‘Amo de Casa’, la nueva comedia del Canal RCN, en la que interpreta a Roberto, un hombre machista, que no le gusta que su esposa trabaje ni haga nada más que dedicarse al hogar, un tipo paranoico que todo lo que hace lo revisa y mide desde el punto de vista legal. Roberto quiere tener a Mariana de amante. Envidia a Francisco porque está casado con ella y porque aparentemente son la familia perfecta. “Es un personaje divertido, con malas intenciones que le gusta la buena vida”, cuenta el actor.

Este argentino tricolor, como él mismo de define, comparte desde niño una fuerte curiosidad por los temas metafísicos, espirituales y paranormales, aunque prefiere no revelar muchos detalles de esta faceta, asegura que le ha permitido llevar una vida tranquila y plena. Este apasionado por la radio, el teatro y la televisión habla de su regreso a la pantalla, de la comedia, y de su preferencia por los papeles de villano.

“EN ‘AMO DE CASA’ ME SENTÍ COMO EN FAMILIA, QUÉ PLACER HABER HECHO PARTE DE ESTA COME DIA
Marcelo, comencemos hablando de su personaje en Amo de Casa…

Bueno Roberto es un hombre sin escrúpulos a quien lo único que le interesa es él, a pesar de que tiene un hijo que quiere mucho y una esposa a la que no le gusta ver por fuera de su casa. Él es egoísta, calculador, cree que todo lo soluciona a las malas, Roberto quiere que Mariana sea su amante y envidia a Francisco porque tiene una bella familia.

Repite de villano, ¿se siente más cómodo haciendo este tipo de personajes?
Me gusta hacer de malo, pero no sé, tal vez me ven la cara, y piensan, quizá este tipo sirve para hacer de villano. Es algo que ha llegado a mi carrera artística y actoral, yo no busco estos papeles, aunque confieso que me gustan, porque son intensos, desembocan situaciones fuertes.

¿Que diferencia hay entre, interpretar a un villano en una comedia y en una novela?
Para mi es igual de divertido, yo me los gozo, lo que pasa es que en la comedia, le pones un toque jocoso, sin dejar de ser serio y profesional, el humor hay que tratarlo de la manera más responsable posible.

Retomando su papel de Roberto en esta comedia, ¿Llegará el momento en qué él recapacite y muestre su lado bueno?
Si, yo creo que Roberto va a tener lecciones muy fuertes, en medio de la comedia, él tendrá su propio drama que lo llevará a afrontarse a situaciones difíciles que harán que él cambié su forma de pensar sobre las mujeres. De alguna manera, su hijo también le tocará su corazoncito.

¿Y qué le toca el corazón a Marcelo Dos Santos?
Mi hijo Demian indiscutiblemente, él me mueve mucho, me fortalece pensar en él y saber que ya está grande y que va encaminando suvida.

¿Como fue la experiencia de trabajar en Amo de Casa y de compartir con este elenco?
Fue maravilloso, cada vez que arranco un proyecto, trato a mis compañeros como miembros de mi familia, creo que eso es muy importante a la hora de actuar, sentir que quienes te rodean están cómodos contigo y tú con ellos, así las cosas fluyen con más naturaleza.

¿Qué es lo más atractivo de ‘Amo de Casa’?
Su esencia, es un producto hecho para la familia, para las relaciones de pareja, para la vida cotidiana, que refleja realidades que hoy en día viven hogares, no solo en Colombia, sino en el mundo. Hay situaciones divertidas y cómicas pero siempre con enseñanzas muy propicias para la actualidad.

Desde que llegó a Colombia, ha tenido una carrera en ascenso, ha participado en diferentes producciones, todas muy exitosas. ¿Qué cree que le hace falta por hacer?
Me falta mucho, digamos que en televisión me he dado el gusto de pasar por varias facetas, papeles con muchos matices, pero quiero hacer cine, me parece una excelente oportunidad de ampliar mi carrera profesional y bueno, el teatro que no lo dejo, no lo abandono, este oficio lo quiero seguir haciendo el resto de mi vida.

¿Cuál es el papel que más le ha gustado interpretar?
En actuación, disfruté mucho a Gustavo Andrade (Juegos prohibidos), aunque el mayor contraste lo dio Andrés Salamanca (El último matrimonio feliz).

¿Qué hizo durante el tiempo que estuvo ausente de la pantalla?
Hice teatro, lideras varias obras, me dediqué a mi vida espiritual, a redimensionarme y nutrirme en el amor universal.

¿Qué es lo que más extraña de Argentina?
No se extraña nada que se lleva dentro.

Fuente: Canalrcn

 

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados